El mercado al contado o mercado spot es aquel en el cual tanto la transacción, como la liquidación de una operación coinciden en la misma fecha. Aunque se considera mercado al contado cuando la entrega se produce hasta un máximo de 2 días después.

En los mercados al contado las transacciones se liquidan por lo general en un día o dos tras la fecha de la compra/venta. Esto es lo que se entiende como una liquidación en D+1 o D+2. Asimismo las transacciones se cierran al precio vigente sobre el activo en cuestión que existe en el momento de la transacción. Esta es una de las principales diferencias entre el mercado al contado y el mercado de futuros.

Por lo tanto podríamos definir al mercado al contado como un mercado de inmediatez, en el cual pagamos o recibimos dinero en el mismo momento en el que recibimos o entregamos la mercancía o el activo subyacente en cuestión.

Diferencias entre mercados al contado y mercados de futuros

Aunque existen varias diferencias entre ambos mercados, la diferencia principal consiste en la entrega del subyacente y la utilización que hace el usuario del mercado. A continuación se exponen las principales diferencias:

  • Temporal: Al contrario del mercado al contado en el cual se entrega la mercancía por lo general 2 días después del acuerdo, en el mercado de futuros esta se pospone en el tiempo (30,60 o 90 días es lo más típico dependiendo del subyacente). Por lo tanto los contratos de futuros tienen un vencimiento, lo cual no existe en el mercado al contado.
  • Entrega física: Otra diferencia relacionada con la entrega, es si a vencimiento del contrato se entrega la mercancía física o si se realiza una liquidación por diferencias. Esto no existe en el mercado al contado, dado que se espera obtener la mercancía a cambio del precio spot pagado. Solo se contempla entrega física. Sin embargo en el mercado de futuros, demás de la entrega física, también se contempla la liquidación por diferencias.
  • Mayor grado de especulación: Una última diferencia entre ambos mercados es que en el mercado al contado los vendedores y compradores acuden por una necesidad real. El carácter de estos es menos especulativo que el de un mercado de futuros. Por consiguiente los mercados al contado están más conectados a la economía real. Al mercado al contado va una persona que necesita por ejemplo, comprar una divisa distinta a la suya porque se va e viaje. Otro caso puede ser el de una empresa que compra divisas en el mercado spot, porque tiene que pagar una mercancía. Sin embargo las compras/ventas en mercados de futuros en ocasiones, se realizan con la intención de obtener una ganancia por la diferencia entre el precio pactado en el contrato y el precio del subyacente al vencimiento.