Un mercado común es un acuerdo entre dos o más países con el fin de asegurar  la libre circulación e  intercambio de bienes, servicios y factores de producción entre sus fronteras.

En un mercado común, los países miembros acuerdan eliminar entre sí, las barreras arancelarias, las restricciones a la circulación de las personas, inversiones o transferencias y las trabas al establecimiento de empresas. Al mismo tiempo, se acuerdan políticas económicas comunes de modo de potenciar el crecimiento conjunto.

Características de un mercado común

Las características esenciales de un mercado común son las siguientes:

  • Unión aduanera: los países miembros acuerdan la eliminación de barreras arancelarias a las importaciones y exportaciones entre ellos. Además, fijan de común acuerdo, los aranceles y otras restricciones que se impondrán a otros países fuera de la unión.
  • Zona de libre comercio: se establece una zona de libre comercio entre los países miembros, esto es, se reducen o eliminan las barreras al comercio como por ejemplo: impuestos, aranceles, barreras burocráticas, cuotas de importación, etc.
  • Libertad de establecimiento y de prestación de servicios: las personas físicas y jurídicas de un país miembro pueden ofrecer sus servicios por cuenta propia en o para otro país que pertenezca al mercado común. La prestación del servicio puede o no requerir que la persona se traslade o resida al país destinatario del servicio.
  • Libre circulación de personas: los ciudadanos del mercado común pueden transitar libremente por las fronteras de los países miembros.
  • Libre circulación de capital: se permite y fomenta la libre circulación del capital, especialmente inversiones, transferencias o préstamos.

Requisitos para lograr un mercado común

Para lograr un acuerdo de mercado común sustentable, los países miembros deben negociar y acordar varios aspectos de su relación, tales como:

  • Condiciones laborales: se debe tener una legislación laboral coherente que permita la libre circulación y oferta de trabajo entre los países miembros.
  • Normas sanitarias y controles básicos: se deben acordar normas básicas para la aceptación o rechazo de los productos y servicios transados.
  • Regulación del mercado financiero: se deben acordar regulaciones armonizadas en particular sobre las transacciones transfronterizas.
  • Política comercial con terceros países: el mercado común debería actuar como un bloque ofreciendo las mismas condiciones a terceros países.
  • Normas comunes para la protección de los consumidores y empresas: los derechos de los ciudadanos y empresas de los países miembros deben ser reconocidos y protegidos en todos los países miembros.

Ventajas y desventajas de un mercado común

Entre las ventajas de un mercado común se encuentran:

  • Mayor competencia: lo que implica una mayor variedad de productos y un precio más reducido para los consumidores.
  • Mercado ampliado: las empresas del mercado común tienen la posibilidad de incrementar sus ventas y así potenciar su crecimiento.
  • Intercambio cultural: la libre circulación de personas permite el intercambio cultural, el aprendizaje de nuevos idiomas y el reconocimiento de las particularidades de cada país miembro.
  • Intercambio de tecnología e innovación: la libre circulación de personas y capital permite el desarrollo de nuevas tecnologías y productos innovadores.
  • Mercado del trabajo más amplio: los trabajadores pueden acceder a más opciones de trabajo y las empresas tienen un mercado más amplio en donde encontrar a los trabajadores idóneos.

Entre las desventajas del mercado común se encuentran:

  • Los países miembros sacrifican su libertad individual para llegar a acuerdos con otros países.
  • El proceso de negociación de los acuerdos necesarios para sustentar el mercado común puede ser largo y complejo.
  • Algunos países miembros pueden incumplir algunos de los acuerdos lo que requerirá de un esfuerzo de control y sanción para mantener la estabilidad del sistema.

Ejemplos de mercados comunes

  • Unión Europea
  • Mercosur