El método lean startup es el sistema utilizado para pasar de proyecto a empresa poniendo el foco en las necesidades del cliente, contando con su retroalimentación e ir modificando el producto hasta desarrollar la versión final. Es el concepto de moda en el mundo emprendedor, donde las pautas y recursos para desarrollar un proyecto es muy diferente a hacerlo en una gran compañía.

“No debemos enamorarnos de nuestro proyecto porque entonces no veremos los fallos que tiene”.

Ir adaptando el producto a lo que el mercado demanda y no a nuestra propia visión, es lo más acertado a la hora de lanzar algo nuevo.

El origen del método lean startup

El concepto originario viene de Steve Blank, emprendedor y mentor de Silicon Valley, cuando comenzó a desarrollar una metodología de validación de productos basado en el desarrollo de cliente (Customer Development), que consiste básicamente en saber si nuestro producto cubre sus necesidades o deseos.

Posteriormente, Eric Ries, alumno y discípulo de Steve Blank, lo popularizó en su libro “EL MÉTODO LEAN STARTUP”, donde dio forma a estas ideas construyendo una metodología aplicable a todo tipo de proyectos nuevos.

¿En qué consiste el método lean startup?

Es una metodología basada en “aprendizaje validado”, es decir, ir validando poco a poco las hipótesis antes de tener el producto final/la startup definitiva y comenzar a escalar el negocio.

Vamos definiendo y acortando los ciclos de desarrollo, lanzando distintas propuestas por un periodo de tiempo y obteniendo un feedback muy valioso de nuestros potenciales clientes o usuarios, con los que mejorar la siguiente versión final del producto.

Dentro del lean startup, distinguimos 3 técnicas:

  • Desarrollo de clientes (customer development)

Comprobamos si nuestro producto satisface las necesidades del cliente. Para ello, salimos a la calle y preguntamos a los que serían nuestros clientes potenciales, les enseñamos el producto, que lo prueben y nos den sus más sinceras y constructivas opiniones. Así se va construyendo el producto final, siempre con el foco en el cliente.

  • Modelo de negocio lean (Canvas)

Consiste en visualizar y diseñar un modelo de negocio dinámico y visual, plasmado en un lienzo denominado Canvas por A.Osterwalder. Está dividido en cuadrículas, cada una dedicada a un aspecto fundamental del modelo de negocio: propuesta de valor, ingresos, gastos, canales de adquisición… En estas cuadrículas se van añadiendo y quitando ideas continuamente hasta tener una versión final.

  • Técnicas ágiles o scrum

Consiste en un conjunto de técnicas utilizadas de comunicación y desarrollo de producto dinámicas y rápidas para proponer ideas, mejoras e ir configurando el proyecto final en un equipo de trabajo. Se pueden utilizar software de gestión de proyectos para organizar las tareas o reuniones cortas y concisas para evaluar el trabajo del día anterior y el que se va a hacer ese día, son algunos ejemplos de estas técnicas.

El ciclo lean startup

Hasta que un producto no está validado por una serie de clientes no debería salir al mercado.

“Si te equivocas hazlo pronto y barato”. Es una de las premisas del método lean-startup, donde la idea de negocio se va mejorando a base de prueba y error. Cuando antes detectemos el fallo, menos costes y repercusiones tendrá solucionarlo.

5 Pasos fundamentales en el méotodo lean start up

1. Plantea una hipótesis

Parte de un problema a resolver y explica por qué estaría dispuesto a pagar por tu oferta.

Para identificar el problema/dolor, podemos realizar una serie de entrevistas a nuestros clientes potenciales e identificar qué les preocupa realmente. Debemos saber si el problema es lo suficientemente doloroso para atacarlo.

2. Valida la hipótesis

Desde crear un producto o servicio con las características mínimas básicas para comprobar si es lo que el mercado quiere hasta una demostración de cómo funciona, todo es posible. El objetivo es saber si la gente lo querría y lo compraría.

Esta primera validación será de los “early adopters”, los primeros usuarios que lo utilizarán y los más susceptibles de probar cosas nuevas en nuestro sector.

3. Mide la hipótesis

La mejor manera de saber qué métricas implementarás es identificando cuáles son los pasos a seguir para llegar hasta tu oferta y cuántas veces recurrieron a ellos para comprar.

Es fundamental identificar las KPI de un producto, medirlas para saber si cumplimos objetivos y vamos perfeccionando nuestro producto.

4. Genera un aprendizaje validado

Significa que habrás realizado ajustes y cambios tanto en el producto o servicio, como en el mercado, proveedores… aprendiendo del entorno al que va dirigido el producto.

Es fundamental saber escuchar a todos los stakeholders (Personas implicadas directa o indirectamente en el producto/servicio) e incorporar su feedback.

5. Ciclo repetitivo

Pones en marcha los pasos anteriores una vez más ya con un producto o servicio mejorado y volvemos a empezar.

 

Lanzamiento del “Mínimo Producto Viable (MVP)”?

Si aplicamos los pasos anteriores del método lean startup, el resultado que obtenemos es lanzar, primero un Mínimo Producto Viable o prototipo (MVP): Un producto muy básico, con las funcionalidades esenciales y testeamos que reacción tiene nuestro público objetivo.

Con su feedback, reconstruimos y mejoramos el producto y lanzamos una nueva versión: MVP2 y realizamos el mismo proceso.

Así varias veces para ir puliendo el producto entorno a lo que el cliente demanda e identificar por qué está dispuesto a pagar para que nuestro producto/servicio tenga éxito.

¿Qué significa pivotar?

Cambiar aspectos significativos del negocio e ir a otro nuevo, bien a atacar otra necesidad, cambiar el modelo de negocio, la propuesta de valor…

¡Pivotar no significa fracasar con tu idea! Pivotar significa darse cuenta a tiempo de que ese negocio no tiene futuro y hemos identificado algo en lo que podemos tener más éxito.

Si nos empeñamos en seguir con un proyecto que no tiene futuro, que el cliente no necesita y no está dispuesto a pagar, por muy bien que lo tengamos diseñado, no tenemos negocio y acabaremos fracasando. Este es el objetivo del método lean startup.