Se denomina microfinanzas al conjunto de servicios de tipo financiero dirigidos a grupos de población caracterizados por atravesar situaciones adversas desde el punto de vista económico. Esto engloba a individuos de escasos recursos, pequeñas empresas, trabajadores autónomos e incluso en riesgo de pobreza.

El sentido principal de la creación y desarrollo de los servicios de microfinanzas responde a la necesidad por parte de las entidades financieras y bancarias de ofrecer sus servicios a aquellos segmentos de población en circunstancias económicamente más desfavorables y, por ello, con más dificultades para acceder a ellos. Brinda una opción viable para aquellas personas de bajos recursos o empresas pequeñas que no pueden obtener un crédito, cuentas de ahorro o un seguro en instituciones financieras convencionales (bancos), debido a que no cubren los requisitos necesarios. Por ejemplo, no contar con un aval o un colateral.

Generalmente las microfinanzas se caracterizan por centrarse en productos de poca cantidad de dinero y perfectamente adecuados a las necesidades de cada cliente. Por ello es común que se produzcan por parte de las entidades prestamistas evaluaciones previas o estudios de viabilidad a la hora de emprender una de estas acciones, buscando incentivar su mejoría económica.

En ese sentido, la evolución de los productos propios de las microfinanzas es constante, debido a los frecuentes cambios que experimenta la sociedad y su adaptacion a los cambios del entorno económico.

Existen empresas o entidades dirigidas específicamente al trabajo con este tipo de herramientas. Por otra parte también los grandes bancos comerciales cuentan cada vez más con departamentos y fundaciones dirigidos a este campo.

Servicios comunes en las microfinanzas

Un instrumento tipo de este ámbito económico es el microcrédito. No obstante, existe una amplia variedad de productos y servicios financieros que conformaría el conjunto de microfinanzas. Los servicios que ofrecen las microfinancieras por lo general, son:

Importancia a nivel social de las microfinanzas

A menudo este concepto financiero suele relacionarse con otros ámbitos como el de la economía sostenible y las políticas sociales de los países en todo el mundo, especialmente tras la crisis económica y financiera que ha atravesado el mundo recientemente.

Este tipo de prácticas ha adquirido especial importancia en los últimos años, especialmente en zonas menos desarrolladas y con claras necesidades en términos de infraestructuras o nivel de vida.

Según Stuart Rutherford, las personas de bajos recursos acuden a las microfinanzas y los servicios que ofrece para poder solventar las siguientes necesidades:

  • Necesidades básicas: educación, construcción de su vivienda, etc.
  • Emergencias personales: enfermedad, desempleo, robo o perjuicio por un desastre natural.
  • Inversión: Expandir su compañía o negocio, renovación del equipo de trabajo, etc.

Ventajas

  • Fácil acceso a instrumentos financieros, tales como los servicios ya mencionados.
  • Una oportunidad accesible para aquellas personas que buscan invertir en sus proyectos para poder desarrollarse plenamente.
  • Al proporcionar préstamos, las instituciones de microfinanciación no piden colaterales o garantías a cambio.
  • Los procesos de apertura son sencillos y fáciles de entender.

Desventajas

  • Las tasas de interés de los microcréditos son mucho más elevadas.
  • El monto inicial que uno puede solicitar como préstamo es muy poco y limitado.
  • Las microfinanzas no son para todos. Si una persona no pudiera llegar a pagar las tasas de interés acordadas, su calificación crediticia se vería afectada, negándole de forma permanente la oportunidad de algún crédito en el futuro.