El modelo de negocio de cebo y anzuelo consiste en vender un producto a un precio muy bajo (cebo) con la esperanza de obtener ganancias a largo plazo por la compra de repuestos, consumibles o servicios (anzuelo).

El modelo de cebo y anzuelo es una estrategia de venta en donde se ofrece un producto básico a un precio muy bajo (incluso incurriendo en pérdidas) para luego obligar al cliente a la compra repetida de repuestos, consumibles o servicios que tienen un precio relativamente alto.

Origen del modelo de cebo y anzuelo

El origen de este modelo de negocios se remonta a fines del siglo XIX. En aquel tiempo el comerciante King C. Gillette inventó una máquina de afeitar en donde las hojas eran desechables. Esto evitaba los inconvenientes de tener que afilar las tradicionales cuchillas, bastaba con cambiar las hojas de afeitar por otras nuevas.

Gillette ideo entonces un modelo de negocios en donde vendía las máquinas a muy bajo precio, atrayendo clientes para luego lograr ganancias a largo plazo con la venta repetida de hojas de afeitar.

Ventajas y desventajas del modelo

Las grandes ventajas del modelo son la fidelización de los clientes y asegurar ganancias a largo plazo. Las desventajas por su parte, vienen del riesgo de vender unidades de cebo sin lograr ventas de repuestos o consumiciones. También existe el problema de que un competidor puede producir repuestos o consumiciones compatibles y apropiarse de las ganancias de la venta del cebo.

Ejemplos de cebo y anzuelo

  • Maquinillas: Maquinillas de afeitar (cebo) y los repuestos de cuchillas (anzuelo).
  • Consolas de videojuegos: Consola (cebo) y licencias de juegos (anzuelo).
  • Impresoras: Impresoras (cebo) y cartuchos de tinta (anzuelo).
  • Fuentes dispensadoras de agua: Dispensador de agua (cebo) y las botellas de agua (anzuelo).