La morosidad bancaria es un indicador del nivel de riesgo de que los deudores de los bancos privados (generalmente nos referimos a las personas que piden crédito) no cumplan con sus obligaciones de pago.

La morosidad bancaria se mide como la relación entre los morosos y el total de operaciones realizadas. En su esencia se trata de la relación entre riesgos dudosos, esto es, casos en los que existen dudas relevantes de que la obligación no se cumplirá, y los riesgos totales (todas las operaciones realizadas que implicaron cierto riesgo).

Qué es la morosidad

La morosidad de un crédito se define como una situación en la que el deudor se ha retrasado tres meses en el pago de los intereses y/o el principal de su deuda. Se trata de una situación de alto riesgo pero que aún no ha caído en la categoría de crédito fallido (irrecuperable).

Cuando un crédito se considera irrecuperable se eliminan de la contabilidad de morosos.

Cómo se mide la morosidad bancaria

La morosidad bancaria puede calcularse de diversas formas. Generalmente se estiman tasas o ratios. Entre las más utilizadas tenemos: la tasa de morosidad de crédito, la tasa de morosidad de balance y la tasa de morosidad total.

  • Tasa de morosidad de crédito: se mide como el cociente entre los créditos morosos y el total de créditos concedidos a los clientes
  • Tasa de morosidad de balance: es el cociente entre los morosos de créditos a clientes, depósitos a entidades de crédito y valores representativos de deuda con respecto al total de todas estas operaciones.
  • Tasa de morosidad total: se agrega a la morosidad de balance los riesgos y compromisos contingentes.

Efectos de la morosidad bancaria

Los efectos de la morosidad bancaria son perjudiciales tanto para los resultados de los bancos como para la economía en su conjunto.

En cuanto a los bancos, la morosidad disminuye sus ingresos por devengo de intereses. Además, deben contar con una mayor cantidad de recursos con el fin de mantener provisiones en caso de incumplimiento. Cabe destacar que acá aparece el concepto de Ratio de Cobertura que es el nivel de provisiones que tiene el Banco sobre el total de créditos morosos. A mayor morosidad, mayor debe ser el ratio de cobertura.

En lo que se refiere a los efectos sobre la economía, una mayor morosidad se relaciona con un mayor desempleo y una caída de la actividad económica y del consumo. La confianza en el sistema bancario cae y el costo de los créditos tiende a aumentar.