La negociación es un proceso de intercambio de información y compromisos en el cuál dos o más partes, que tienen intereses comunes y otros divergentes, intentan llegar a un acuerdo.

La negociación es un proceso en donde los agentes interesados en llegar a un acuerdo sobre un asunto en particular, intercambian información, promesas y aceptan compromisos formales. La negociación se suele dar en forma de diálogo entre las partes, en donde cada uno tiene interés en lo que la otra parte tiene o puede ofrecer pero no está dispuesto a aceptar todas sus condiciones. De esta forma, cada parte busca que la otra ceda en algo su postura para poder llegar a un punto de acuerdo aceptable por ambos.

Características básicas de la negociación

La negociación, independientemente del contexto en el que se realice, tiene las siguientes características básicas:

  • Existen dos o más interesadas en negociar (partes negociadoras)
  • Las partes negociadoras están interrelacionadas. Esto es, cada una de ellas tienen algo de interés para la otra parte, lo que determina en gran parte su poder de negociación. Si no hay nada que se pueda ofrecer, no se puede negociar.
  • Existe un proceso dinámico en donde las partes se comunican, informan de sus posiciones y discuten cuanto está cada uno dispuesto a ceder a cambio de que cosa.
  • Estrategias, cada una de las partes negociadoras tendrá una determinada estrategia negociadora cuyo objetivo será que la mayor parte de sus condiciones sea aceptada. La estrategia puede ser exitosa o no.
  • Si la negociación es exitosa se llegará a un acuerdo formal en donde las partes se comprometen a con lo pactado.

Fases de la negociación

La negociación suele tener cinco fases, a continuación describimos cada una de ellas:

  • Preparación: en términos generales consiste en identificar el conflicto entre las partes (qué se negocia), la posición y estrategia de cada uno. Entre las actividades que se realizan son las siguientes:
    • Diagnóstico de la situación: cuales son las partes y cuál es el conflicto
    • Determinar los propios objetivos y posibles concesiones. Determinar cuál es el punto más favorable y cuál es la zona de resistencia (hasta que límite se está dispuesto a ceder)
    • Definir estrategia negociadora a seguir
  • Antagonismo: se trata de exponer a la contraparte lo que quiere obtener de la negociación. Esta etapa es determinante para definir el poder de negociación de cada parte. De acuerdo a la firmeza de su posición, argumentos e imagen se verá cuál de las partes estará más o menos dispuesta a ceder parte de sus condiciones.
  • Aceptación del marco común: una vez que las partes ya se han presentado deben decidir si están dispuestas a acercar sus posiciones y que tipo de postura elegirán: competitiva, colaborativa o de cesión unilateral.
  • Presentación de alternativas: en esta etapa las partes van ofreciendo alternativas de acuerdo (con más o menos concesiones) que puedan acercar sus posiciones.
  • Cierre: las partes aceptan una determinada alternativa de acuerdo y se comprometen a cumplirla.

Tipos de negociación

Existen diversos tipos de negociación de acuerdo a la actitud que adopta el negociador. A continuación presentamos cinco de las más relevantes:

  • Acomodativa: el negociador acepta todas las condiciones de la contraparte con el fin de establecer una relación a futuro. Probablemente en una futura negociación su poder aumentará y exigirá que se cumpla alguna de sus condiciones.
  • Competitiva o distributiva: se trata de lograr que el mayor número de condiciones propias sea aceptada en la negociación. Se compite con la contraparte tratando de imponer su posición. A este tipo de negociación también se le llama ganar-perder.
  • Colaborativa o integrativa: los negociadores están dispuestos a ceder en gran parte de sus condiciones con el fin de llegar a un acuerdo favorable para ambas partes. En este caso el negociador es más empático con el punto de vista de su contraparte y busca que la relación sea de beneficio mutuo. A este tipo de negociación también se le llama ganar-ganar.
  • Compromiso: se trata de negociar de forma superficial para poder continuar la relación pero sin resolver todos los puntos en conflicto. En otras palabras es un acuerdo “parche” para poder avanzar pero que posterga la solución del conflicto.
  • Evitativa: se trata de adoptar una posición de inacción. Evitar la negociación porque se cree que por el momento no traerá beneficios.