La neutralidad de red es el principio bajo el cual los datos de internet deben moverse de manera libre e imparcial independientemente de su contenido, destinación o fuente.

En otras palabras, la neutralidad de red es la ausencia de cualquier tipo de prioridad o de barreras de acceso a la información que viaje por una red de telecomunicaciones.

Red Neutral

Se dice que una red es neutral cuando cumple con las siguientes condiciones:

  • No existe restricción en los tipos de equipamiento que pueden ser utilizados
  • Se puede elegir cualquier tipo de comunicación
  • No se restringen contenidos o sitios
  • No se restringe la cantidad de datos descargados
  • La comunicación o transporte de datos no se ve degradado artificialmente

Legislación de la neutralidad de red

Muchos países, entre los que se encuentran Estados Unidos y España, se han adherido al principio de neutralidad de red. No obstante, existen diferencias en la aplicación del principio, tanto en su definición como en la facultad que tienen las empresas operadoras para manejar el flujo de datos.

Resistencia de las empresas operadoras

En general, las empresas operadoras se han resistido a la neutralidad de red señalando, entre otras, las siguientes razones:

  • La demanda por capacidad de datos ha crecido sustancialmente en los últimos 10 años. Para poder responder a esta demanda, las operadoras deberían tener libertad de manejar el flujo de datos en sus redes.
  • Las empresas operadoras deberían poder manejar el flujo de datos de internet con el fin de poder cobrar precios distintos a distintos usuarios. A aquellos que están dispuestos a pagar más se les podría ofrecer una mayor velocidad y/o calidad.
  • Existen operadores sin red que solo ofrecen contenido pero que copan la capacidad de la red. Lo anterior reduce los incentivos a la inversión de las empresas operadoras con red.
  • Los operadores debería poder manejar el flujo de red con el fin de optimizar el uso y proteger a los consumidores de amenazas.