Una opción financiera es derivado financiero que supone un contrato de compra o venta de un activo subyacente. La opción financiera otorga el derecho al comprador de la opción de comprar o vender el activo subyacente acordado en un futuro acordado previamente, según sea opción de compra u opción de venta.

Las opciones financieras son un tipo de derivados financieros muy similares a los Futuros, pero mientras que los Futuros y Forwards consisten en derivados que suponen una obligación, las opciones son contratos financieros que conllevan un derecho (no una obligación) para el comprador. Este derecho otorga la posibilidad de comprar o vender ciertos bienes o títulos (el activo subyacente) a un precio especificado, durante un período de tiempo estipulado. Por ese derecho, el comprador del mismo pagará un precio que se llama prima de la opción. Por su parte, el vendedor de la opción tiene la obligación de vender el activo subyacente al precio de ejercicio en la fecha de vencimiento o bien antes, a cambio del cobro de una prima.

Al tratarse de un derecho supone que si el comprador de la opción no ha acertado en la tendencia del precio, no está obligado a la compra/venta del subyacente, simplemente no ejercitará su derecho al resultarle anti-económico, resultando la perdida solo en la prima (o precio) pagada por ese derecho.  A pesar de que parezcan instrumentos complejos, lo cierto es que podemos ver opciones fuera de los mercados financieros, supongamos que:

Un persona está muy interesada en adquirir cierta vivienda al contado valorada en 300.000 €, pero en este momento no dispone del total, y tiene inmovilizado la parte que le falta hasta dentro de 6 meses. El comprador puede llegar a un acuerdo con el propietario en el que se reserva la opción de comprar la casa a 300.000 € dentro de 6 meses a cambio de una contra-prestación (precio de la opción de compra o prima).

En el anterior ejemplo vemos como el comprador posee el derecho (no la obligación) de comprar al vencimiento. El vendedor por su parte tiene la obligación de vender si el comprador quiere ejercer su derecho a compra.  Las opciones pueden realizarse con carácter especulativo, sin que exista de base una operación comercial, pero normalmente se suelen utilizar por motivos de cobertura de operaciones comerciales o financieras.

Según si la opción puede ser ejercida antes de o solo en la fecha de vencimiento se distingue entre:

  • Opciones europeas: Sólo pueden ser ejercidas en la fecha de vencimiento. Antes de esa fecha, pueden comprarse o venderse si existe un mercado donde se negocien.
  • Opciones americanas: Pueden ser ejercidas en cualquier momento entre el día de la compra y el día de vencimiento, ambos inclusive, y al margen del mercado en el que se negocien.

Para saber más sobre opciones financieras, lee Opciones Financieras – Tipos y Ejemplos.