Las operaciones estructurales, son operaciones de mercado abierto y tienen por objeto ajustar la posición de liquidez estructural del Eurosistema frente al sector financiero, esto es el volumen de liquidez disponible en el mercado en el largo plazo.

Por tanto, se pueden ejecutar mediante:

  • Operaciones temporales: básicamente son repos.
  • Operaciones simples: compra (quantitative easing) y venta de valores.
  • Emisión de certificados de deuda por el BCE: el BCE puede emitir certificados de deuda para ajustar la posición estructural del Eurosistema, frente al sector financiero y, así, crear o ampliar el déficit de liquidez del mercado.

Las características operativas de estas operaciones son las siguientes :

  • Pueden ser operaciones de inyección de liquidez, realizadas mediante operaciones temporales o compras simples (conocido como quantitative easing), o de absorción de liquidez, realizadas mediante la emisión de certificados de deuda o ventas simples.
  • Se ejecutan descentralizadamente por los Bancos Centrales Nacionales mediante subastas estándar en el caso de las operaciones temporales y la emisión de certificados de deuda, pudiendo tener o no la periodicidad regular y sin vencimiento normalizado, en principio, mediante procedimientos bilaterales en el caso de compra-ventas simples.
  • Tienen acceso a estas operaciones todas las entidades que cumplan con los criterios generales de selección.
  • Todos los activos de garantía (colateral), definidos como tales, pueden ser utilizados como contrapartidas de la operación.

En inglés: Structural operations