Un oscilador técnico es un indicador bursátil que ayuda a predecir los movimientos de un activo que se negocie tanto en un mercado organizado como en un mercado no organizado.

Los osciladores técnicos se pueden personalizar en base al estudio que se quiera realizar, intentado ajustar sus movimientos a las cotizaciones del activo que estemos negociando.

Variables a tener en cuenta en un oscilador técnico

La mayor parte de los osciladores técnicos tienden a analizar las siguientes variables:

  • Volatilidad.
  • Velocidad de movimiento en el precio.
  • Medias móviles de precios combinadas con volúmenes de negociación.
  • Fuerza en las posiciones de compra.
  • Fuerza en las posiciones de venta.
  • Reglas basadas en precios aleatorias y reglas matemáticas complejas.

Todas ellas, permiten mejorar la interpretación de la evolución futura en el precio de un activo, si bien es cierto, en muchos casos, lo que sucede es que se retrasan en la formación de la señal de compra o de venta si tienen únicamente en cuenta el precio. Por ello, resulta interesante combinar el análisis técnico con el análisis fundamental.

Tipos de osciladores técnicos

Los osciladores técnicos más comunes son los siguientes:

Es un indicador de convergencia y divergencia de medias móviles.

Muestra la fuerza del precio comparando movimientos individuales al alza o a la baja teniendo en cuenta los precios de cierre.

En un indicador estadístico que se construye en base a un precio máximo y a un precio mínimo en un intervalo de tiempo específico.

  • Momentum 

Mide la velocidad de movimiento en el precio. Es un indicador muy útil si se sabe interpretar.

Proporciona una medida de la volatilidad del mercado.

Existen más osciladores técnicos que se utilizan con en el análisis bursátil, podemos destacar el Commodity Channel Index, De Marker, Force Index, Bulls Power.