El Packaging es un conjunto de actividades centradas en la preparación de productos para su almacenaje, distribución y venta final. En Marketing, es empleado por las empresas como método de seducción a la hora de conseguir nuevos clientes o fidelizar a antiguos compradores.

Desde el punto de vista del marketing, el packaging debe tener como principal objetivo llamar la atención de potenciales clientes. Es por eso que se considera que este punto es básico a la hora de conseguir el éxito o no para un producto determinado, ya que en muchas ocasiones un cliente decide qué bien comprar estando en presencia de este y guiándose por su apariencia o la información que ofrezca por medio de una etiqueta, un envase o un diseño atractivo u original.

En ese sentido, el packaging ayuda comúnmente a hacer más duradera y efectiva la imagen de marca de un producto al otorgar a este un cierto valor añadido que el público es capaz de percibir y recordar como elemento identificativo de la marca y, por tanto, de la empresa o firma. Por ello, suele considerarse que estaríamos hablando de una forma de comunicación directa y determinante con el cliente en el momento crucial de la decisión de este.

Por medio del diseño del producto, su envasado y preparación para el público, su distribución y su puesta en marcha, un buen packaging puede conseguir este objetivo final si conlleva un sistema perfectamente coordinado y que logre que se proteja, conserve y se muestre la información deseada en el momento de diseñar la estrategia de marketing.

En un entorno cada vez más competitivo, el packaging se ha convertido en una buena herramienta de marketing con la que, gracias a una evolución e innovación constante, las empresas buscan una mayor diferenciación respecto a firmas rivales. Esto sucede debido a que no solamente se trata de llamar la atención de los individuos sobre las bondades de un producto en cuestión, sino que además se intenta dar a este una personalidad propia que le distinga y haga especial. En ese sentido a menudo se habla del packaging como el elemento del marketing mix presente los 365 días del año.