El peso blue o dólar blue es el nombre que recibe la moneda de Estados Unidos en el mercado paralelo o ilegal en la República Argentina.

Al igual que en otros países, Argentina a raíz de la crisis financiera de 2001 (corralito) y sucesivas dificultades macroeconómicas, anuló la convertibilidad del peso argentino y limitó el cambio y transacciones en dólares. En este sentido, apareció un mercado ilegal o paralelo de convertibilidad que disparó la inflación y devaluó de facto el peso, debido a la inutilidad de éste para adquirir bienes y servicios. El nombre de peso blue proviene del inglés azul que está también relacionado con el mercado negro o black.

¿Cuáles son las consecuencias de situaciones como ésta?

Derivada de esta circunstancia, aparecen situaciones en las que por una parte se ofrecen datos oficiales de inflación, baja y controlada, ya que el tipo de cambio es fijo, se prohíbe la convertibilidad y hay restricciones de divisas, tanto dentro como fuera del país.
Del otro lado se encuentran datos oficiosos pero reales, de una inflación disparada y descontrolada, ya que la aparición de otra moneda con alta demanda hace que ésta se dispare, se devalúe su contraria y sea cada vez más caro adquirir productos y servicios, ya que es directamente proporcional a la dificultad para acceder al dinero.

¿Dónde se dan estas situaciones?

Esta situación ocurre en países que congelan el tipo de cambio a uno fijo y estable, pero no real, que da lugar a situaciones de mercado negro de divisas. Cuando los gobiernos de estos países impiden la convertibilidad al dólar y establecen fuertes restricciones en la compra de éstos, aparecen mercados alternativos de compra venta de divisas, de tal forma que se originan sistemas monetarios paralelos. Por una parte, el sistema oficial derivado de las decisiones del gobierno, pero nada útil ni fiel a la realidad; y por otro un mercado más flexible y libre en que se intercambian divisa de forma ilegal, a tipos de cambio y comisiones altas y que crean el mercado oficioso pero real, ya que es la única manera de poder acceder a moneda internacional, saltarse las restricciones y poder adquirir productos.