El plan de beneficio definido es un plan de pensiones en el cual la empresa define una remuneración o beneficio que recibirá el empleado una vez se haya retirado. Este beneficio se basa en varios criterios como el salario medio, antigüedad en la empresa, etc.

La empresa asume todo el riesgo de inversión, al contrario que en los planes de contribución definida. La empresa establece un pasivo igual al valor presente de los pagos que deberá realizar en el futuro al empleado. Ese pasivo es compensado, por parte de la empresa, con un plan de inversión de activos dónde va aportando contribuciones según el empleado va adquiriendo beneficios.

Como asume el riesgo de inversión, la empresa se tiene que preocupar de lograr los objetivos establecidos. Para ello tiene que realizar una estrategia de inversión y adaptarse a ella fervientemente. Un plan de beneficio definido donde los activos son mayores que los pasivos se dice que está sobrecapitalizado. Mientras que si los activos son menores que los pasivos el plan está descapitalizado.

La estrategia de inversión de le empresa se debe basar en:

– Cumplir el equilibrio rentabilidad-riesgo establecidos como objetivos. Se suele realizar un ajuste según el ratio de Sharpe.

– La volatilidad del plan debe estar siempre dentro de unos rangos definidos previamente.

– Cumplir las necesidades de liquidez.