Posición larga se entiende como una compra de un activo financiero con la previsión de que éste pueda subir de valor en el futuro.

En inglés se conoce con el término Long o Bullish. Por el contrario, la toma de posiciones de venta o contrarias a posiciones largas se conoce como posiciones cortas.

Este término últimamente se ha asociado a la especulación y al trading de corto plazo, dónde los trader buscan maximizar su beneficio con criterios técnicos y fundamentales u otro tipo de técnicas. El inversor introduce una posición larga a través de un miembro de mercado como puede ser un bróker, una entidad financiera o una agencia de valores, tramitando la orden de compra por teléfono o a través de una plataforma de inversión.

La posición larga va asociada a movimientos de tipos de interés a la baja que favorecen el apetito de los inversores por activos de mayor riesgo. Es muy común oír en las reuniones de Comité Abierto de las Reserva Federal de EEUU (FOMC) que sus miembros son dovish (a favor de bajadas de tipos de interés) o hawkish (a favor de subidas de tipos de interés).

Una política monetaria dovish favorecerá la inversión en activos de riesgo, ya que los bancos ofrecerán rentabilidades poco atractivas en sus depósitos y, como consecuencia, los inversores optarán por buscar mejores rentabilidades en el mercado, a través de la inversión en renta variable.

Posición larga en los mercados financieros

Las posiciones largas se pueden introducir en los siguientes mercados:

Contado: En este mercado sí que es posible la introducción de compras. Sin embargo, las posiciones cortas no se pueden negociar ya que la entrega y su liquidación se produce en el momento de la negociación. Este mercado no tiene en cuenta la evolución de los tipos de interés futuros ni los pagos de dividendos futuros.

Derivados: En este mercado es posible la introducción de posiciones largasposiciones cortas. Se asocia a la especulación, dado que se intenta predecir entre alguno de los muchos factores que intervienen en su análisis, la evolución de las tasas de interés futuras, pagos de dividendos futuros, sensibilidades,volatilidades, evolución del PIB, o el balance de una empresa.

Divisas: En este mercado también es posible la introducción de posiciones largas y posiciones cortas. Los inversores especulan con el tipo de cambio y la diferencia de tipos de interés futuros entre monedas, recibiendo o pagando financiación en base a la diferencia entre las divisas enfrentadas y, por tanto, incrementando o disminuyendo la rentabilidad del inversor por el mantenimiento de sus posiciones overnight. El negocio que especula con las diferencias entre swap o coste de financiación entre divisas en el tiempo se conoce como carry trade.

Ejemplo

Supongamos un inversor que cree que las acciones de Bayer van a subir porque se ha enterado que va a comprar una patente sobre un medicamento que elimina inmediatamente los dolores de cabeza.

Para ello, acudirá a la bolsa para realizar compras o posiciones largas sobre el valor, con la finalidad de que su cotización suba y pueda obtener beneficios.

posición larga