El precio de emisión es el valor al que los inversores pueden adquirir una acción la primera vez que sale a la venta.

Cuando una empresa sale a bolsa o inicia una ampliación de capital, deben valorar las acciones que sacarán al mercado dándoles un precio que será el resultado de dividir el volumen de capital que sacarán al mercado entre el número de acciones que quieran delimitar.
La diferencia fundamental entre el llamado precio de emisión de una acción y su precio normal, es que el precio de emisión resulta de la valoración de los activos y capital en circulación en la primera salida a bolsa.

Cómo se determina el precio de emisión

Para determinar el precio de emisión, que no tiene por qué coincidir con el valor nominal (es el precio resultante de dividir el capital o valor en libros de una organización entre el número de acciones en ese momento), las empresas acuden a bancos de inversión y agentes financieros especializados de tal forma que mediante mediciones financieras y de cuantificación, otorgan un valor a las acciones o a la parte del capital (puede ser total o parcial el capital salido a bolsa) en función de la valoración de activos, rentabilidad del dividendo, tesorería, inversiones y demás variables que permiten obtener un valor estimado y objetivo de ese capital, siempre atendiendo a la tendencia futura.

Sin embargo, el mercado puede entender que ese precio de emisión no es real o ajustado a la realidad, ya sea porque se ha sobrevalorado o infravalorado a la compañía o porque se ha viciado la valoración de forma tácita con el objetivo de captar la mayor financiación posible en la primera oleada de compras de acciones; y de esta forma obligar mediante la reducción en la demanda a recalcular el precio de emisión, o de otra forma, dar salida a estas primeras acciones al precio estipulado y seguidamente vender o comprar estas acciones (ya sin ser al precio de emisión) una vez que los mercados han determinado mediante la intersección de oferta y demanda el valor que creen que corresponde a esas acciones.