La propaganda es un método de comunicación cuyo objetivo es dar a conocer una información con la intención de influir en el público para que actúe de una manera determinada o utilice un determinado servicio o producto.

A diferencia de la publicidad, la propaganda tiene como objetivo primordial atraer al público con un determinado fin, no tiene porque estar relacionada necesariamente con la venta de un producto. Diferencia entre publicidad y propaganda.

Características de la propaganda

Entre las características más destacadas se encuentran las siguientes:

  • Es  subjetiva y parcial.
  • Se utilizan recursos que llamen la atención del público y que resulten atrayentes para las masas.
  • Los recursos gráficos están cargados de colores, grandes letras y mensajes que apelen la emoción del destinatario para conseguir los objetivos propuestos.

La propaganda y la política

La propaganda está muy relacionada con la política. Cuando hablamos de propaganda política, el objetivo de la misma es vincular al ciudadano con un determinado partido, postura, ideología o sistema.

Este instrumento de comunicación empezó a utilizarse en sistemas como el comunista, el nazi o incluso los gobiernos estadounidenses  que realizaban fuertes campañas promocionales para atraer a los ciudadanos a comprometerse con el sistema y a participar en el ejército.

En la actualidad se siguen utilizando estas campañas para influir en la opinión de las masas con el objetivo de conseguir votos y afiliados a los partidos políticos.

La propaganda está muy vinculada con la política y  las campañas electorales dependen en gran parte de ella. Se busca a través de los diferentes medios y soportes crear un plan de comunicación persuasivo con propuestas, discursos y recursos para emocionar a los posibles votantes. También se trabajan los gestos, personalidad de los candidatos y su familia con la intención de influir lo máximo posible en los ciudadanos y conseguir su apoyo en las urnas. EEUU es el país que más utiliza esta estrategia.

Orígenes de la propaganda

El término propaganda proviene del latín “cosas a ser propagadas” y fue el Papa Gregorio XV en el año 1622 poco después de la Guerra de los 30 años, el que formó el ‘Congregatio de Propaganda Fide’ o Congregación para propagar la fe con el objetivo de supervisar la propagación del cristianismo por misionarios a países no cristianos. Su objetivo era la conversión al cristianismo de los ciudadanos que no profesaban esta religión.

En la era moderna la propaganda se relacionada directamente con el surgimiento del estado posterior a la Revolución Francesa y el gobierno de Napoleón Bonaparte. La propaganda fue implementada durante los gobiernos coloniales del siglo XVIII y XIX, pero adquiere mucha más fuerza durante los regímenes políticos totalitarios del siglo XX cuando esta se aplica de forma científica ayudada por medios de comunicación masivos en su tarea de persuadir a los seres humanos a través de técnicas más agresivas y destructivas como La solución final de Hitler o El gran salto adelante de Mao.

Fue en la época nazi cuando Adolf Hitler establece que la base de la propaganda es la repetición constante de un numero pequeño de ideas enfocados hacia una masa que se presume tiene entendimiento pequeño y gran falta de memoria.