La Q de Tobin es un indicador básico de rentabilidad y de beneficios a largo plazo de un sector. Es la relación entre el valor en el mercado de un activo de una empresa entre su valor intrínseco. De esta manera, la Q de Tobin nos indica si un activo está sobrevalorado o infravalorado. Sirve para predecir si la inversión de capital aumentará o disminuirá. La Q de Tobin fue desarrollado por el Premio Nobel de Economía James Tobin.

Este indicador se obtiene de la división del valor económico en el mercado de activos invertidos por las empresas entre el precio de reemplazar dicho activo. Para calcularlo debemos sumar el valor de los activos de la empresa y sus deudas, y después dividir entre los activos netos de dicha empresa.

Apliquemos este ratio al valor de una acción de una empresa determinada. Si la Q es mayor que uno, significa que dicha acción está sobrevalorada. Su precio en el mercado es mayor que su valor patrimonial. En caso de que la Q sea menor que uno, diríamos que la acción está infravalorada, es decir, su valor en el mercado es menor que su valor patrimonial.

Nuevo Presentación de Microsoft Office PowerPoint

Ratio Q > 1 = sobrevalorada

Ratio Q < 1 = infravalorada

La Q de Tobin es una medida a largo plazo del valor de un activo, por tanto, se debe tener en cuenta este detalle temporal en la toma de decisiones de inversión. Por ejemplo, a día de hoy una acción X tiene un ratio Q de 1.5 y su precio de mercado es de 10€. Esto quiere decir que la acción está sobrevalorada ya que su valor patrimonial es 6.67€. ¿Entonces compramos la acción o no? ¿Estamos en un mercado alcista o bajista? La Q de Tobin nos dice que en un horizonte temporal largo la acción está sobrevalorada, pero en el corto plazo la información que nos ofrece es limitada, y quizás no sería mala idea invertir en esta acción a 3 años vista.

A la hora de realizar una inversión es muy importante tener en cuenta la Q de Tobin de empresas similares, ya que hay sectores que tienden a tener una Q de Tobin más alta que otros. Por lo que si nos dicen una Q de Tobin de una sola empresa en realidad no tenemos nada de información, necesitamos comparar con empresas similares para poder valorar cual está más o menos sobrevalorada.

Este índice nos ofrece información de expectativas de rendimiento en el futuro de los activos invertidos, además, es un buen indicador del poder competitivo de dicha empresa. Sin embargo, obvia la superación de expectativas que queda implícita en la creación de valor. La creación de valor hace referencia al resultado obtenido cuando enfrentemos la rentabilidad que ha conseguido el accionista durante el período a determinar con la que el accionista exige a la empresa al invertir sus depósitos en ella.