El 15 de septiembre de 2008 quebró el banco de inversiones estadounidense Lehman Brothers. Este capítulo es uno de los más llamativos de la última crisis financiera global, que tuvo su origen en Estados Unidos. De hecho, la caída de este banco es considerado, por muchos analistas, como el punto de inicio de la crisis. No obstante, otros bancos habían caído ya durante el 2007, aunque es cierto que sus dimensiones eran menores. Una de las características más importantes de esta quiebra fue que, al contrario de como se hizo en otros casos, como con Northern Rock en Reino Unido, o con Bear Stearns en Estados Unidos,  los gobiernos no destinaron dinero público para rescatar a la entidad del colapso.

Lehman Brothers: un gigante centenario

Lehman Brothers fue fundado en 1850. Se consolidó como una compañía global de servicios financieros de Estados Unidos. No obstante, entre sus ámbitos de especialización se encontraban la banca de inversión, la gestión de activos financieros e inversiones en renta fija, banca comercial, gestión de servicios y servicios bancarios en general. Poseía numerosas filiales y empresas dependientes, creando un holding muy poderoso. Su sede central se encontraba en Nueva York, al tiempo que poseía otras sedes regionales en otras ciudades, como Tokio y Londres.

Los orígenes

Los orígenes de Lehman Brothers hunden sus raíces en un comercio fundado en 1844, aunque su nombre definitivo data de 1850. Fue fundado por unos hermanos emigrados desde Alemania a Alabama. Su primer éxito fue aceptar el algodón en bruto como medio de pago de sus clientes. En aquel momento, esta materia cotizaba al alza y, con ella, se introdujeron en el mercado del algodón tratado, lo cual les reportó una buena base desde la que proyectar su expansión.

La empresa cambió su ubicación y se asentó en Nueva York en 1858, ciudad a la que se trasladó el negocio de la comercialización del algodón. La compañía superó con éxito la prueba que significó la Guerra Civil estadounidense. De hecho, logró convertirse en uno de los principales actores del comercio del algodón. En 1894, participó en la fundación del mercado financiero del algodón como mercado de materias primas en Nueva York.

La apuesta por la diversificación

A lo largo del siglo XX, Lehman Brothers apostó por la divesificación del negocio. Para ello, participó en otros mercados, como el del tabaco o la radiotelevisión. A lo largo de este siglo, adquirió, se fusionó o se asoció con diferentes compañías. Con esta política, logró superar la Gran Depresión de 1929 y consolidar su crecimiento tras esta grave crisis.

En los años 70, Lehman Brothers se convirtió en el cuarto banco de inversión más potente de Estados Unidos. Este éxito lo logró gracias a la adquisición de la entidad financiera Abraham & Co y a la fusión con Kuhn, Loeb & Co. En los 80, Lehman Brothers se asoció con American Express, como consecuencia de algunas dificultades financieras, durante dos décadas.

By Hard Seat Sleeper. Not modified

La quiebra de Lehman Brothers: el mito fundacional de la crisis de 2008

Lehman Brothers había conseguido superar difíciles momentos históricos: la Guerra Civil, la Gran Depresión y diversos escándalos sobre sus actividades financieras. Sin embargo, no pudo soportar la situación que se generó durante la crisis de 2008.

La crisis de los créditos subprime, iniciado en 2007, alcanzó a Lehman Brothers. Como consecuencia, a los largo del año siguiente, 2008, la compañía sufrió pérdidas graves, por títulos respaldados por las hipotecas. De hecho, como consecuencia de las pérdidas declaradas, en el primer semestre de 2008, su valor en bolsa cayó un 73%.

La situación era grave, hasta el punto de que en septiembre el presidente del Banco de la Reserva  Federal de Nueva York, convocó una reunión para debatir sobre la situación creada en Lehman Brothers. En ella, se trasladó la posibilidad de sanear la empresa mediante la venta de activos. Ante esta situación, el Banco de América y Barclays mostraron interés ante una posible opción de compra. No obstante, no fue posible finalizar la operación, por lo que, el 15 de septiembre, la compañía se declaró ante en bancarrota ante el juzgado.

Las repercusiones de la quiebra

La quiebra de Lehman Brothers significó un cambio de funcionamiento del sistema bancario estadounidense. Las autoridades dejaron al banco a su suerte, al contrario de lo que hizo en otros momentos, como ocurrió con Fannie Mae y Freddie Mac. En el momento de la quiebra, Lehman Brothers era el cuarto banco de inversiones más importante de Estados Unidos. La compañía contaba con un pasivo de 613.000 millones de dólares y unos activos de 640.000 millones de dólares. Asimismo, contaba con 25.935 empleados en todo el mundo.

Lehman Brothers contaba con un nutrido grupo de acreedores, dispuesto a exigir el pago de la deuda contraída con ellos. El banco japonés Aozora Bank, con un crédito de 463 millones de dóalres, era el primero de la lista. Tras este, el banco Mizuho, con 382 millones de dólares. A otros entidades, como Citygroup y New York Bank Mellon, Lehman les adeudaba 155.000 millones de dólares, por ser los principales fiduciarios de los bonistas.

Finalmente, el 6 de marzo de 2012 Lehman Brothers abandonó, oficialmente, la situación de quiebra. Ello significó el inicio del pago de 22.500 millones de dólares a los acreedores.  Esta cantidad solamente supuso una pequeña parte de los 65.000 millones de dólares acordados con los acreedores. Una cantidad, esta última, muy por debajo de las reclamaciones recibidas, que superan los 370.000 millones de dólares.

En 2014, los acreedores asegurados ya habían recuperado el 100% de su dinero. En cambio, ese mismo año, los acreedores no asegurados, entre los que se encontraban empleados, bancos o firmas de inversión, continuaban el proceso para recuperar todo lo posible.

La quiebra de Lehman Brothers, ¿punto de inicio de la crisis?

La quiebra de Lehman Brothers fue considerado por algunos como el punto de inicio de la crisis de 2008. En este sentido, la caída de uno de los grandes bancos de inversión fue tomado como un punto de inflexión:  el fin de una época de bonanza y el inicio de la crisis.

Sin embargo, con perspectiva histórica, los analistas consideran que esta quiebra del gigante bancario fue más un síntoma que una causa. Los problemas habían surgido ya en 2007, con numerosos bancos de menor tamaño que sufrieron importantes pérdidas o, incluso, quiebras. De hecho, el banco BNB Paribas, en agosto de 2007, decidió suspender tres de sus fondos. También en 2007, diversos bancos centrales decidieron realizar actuaciones conjuntas para paliar la ya maltrecha situación.

En definitiva, Lehman Brothers ha sido un símbolo, quizás el más llamativo, de una época en la que un optimismo desaforado desembocó la primera gran crisis financiera del siglo XXI.

Se recomienda ver: los últimos días de Lehman Brothers.