Un rappel sobre compras es un tipo de descuento aplicado a un volumen en particular de compras por parte de una empresa calculado en base a un año. El proveedor garantiza a sus compradores su aplicación si estos alcanzan durante dicho periodo un determinado nivel o volumen de compras.

Por definición, suele entenderse que un rappel es un descuento comercial basado en un determinado volumen de pedidos por parte de otra empresa. La aplicación de los rappel sobre compras supone la fidelización de estas, principalmente.

Si las ventas fueran realizadas al cliente final, estaríamos hablando de otro concepto similar, el del rappel sobre ventas. Ambos casos se deben tener en cuenta en la contabilidad de la empresa.

Alternativamente, la idea principal que plantea este tipo de operación es llevar a empresas clientes a niveles de consumo mayores a los habituales. Es un incentivo a que los potenciales clientes consuman o compren un poco más de lo normal y se beneficien de ello por medio de un descuento.

Lo más común es que el descuento comercial aplicado esté directamente relacionado con el volumen de gasto en el que nos movamos. Es decir, existe una relación directamente proporcional entre gasto por parte del cliente (expresado por medio de un volumen de compras) y el descuento que será aplicado por la empresa proveedora.

A efectos contables, un rappel sobre compras puede ser aplicado en la misma factura o con posterioridad a la compra. Como hemos dicho, lo más común es que sea aplicado a la finalización de cierto periodo de tiempo, que normalmente suele ser de un año (aunque también trimestral o semestral) y de cara a facilitar a las empresas y/o clientes su cierre de ejercicio.

Cualquiera de estas modalidades de aplicación tendrá efecto en la metodología contable, teniendo en cuenta a su vez si se trata de pagos realizados, pendientes o cualquier otro tipo de circunstancia relacionada.

Ejemplo de rappel sobre compras

Un sencillo ejemplo de rappel sobre compras es el efectuado por talleres mecánicos y de lavado industrial. Durante un año ofrecen la posibilidad de realizar 10 operaciones de mantenimiento de vehículos comerciales a empresas del sector con la condición de que si antes de final de año se llega al número 10, dicha última operación del bono se realiza gratuitamente o a menor coste.

De este modo la empresa se garantiza un volumen de trabajo, fideliza a la empresa cliente y ofrece a este la posibilidad de disminuir su gasto anual en lavados de vehículos.