La recapitalización es un proceso mediante el cual una empresa busca aumentar su capital, es decir, busca más dinero, para garantizar su estructura y sus necesidades de pago.

Generalmente, se realiza modificando la estructura de capital de la empresa cambiando deuda o bonos por acciones. También se hace mediante emisiones de nuevas acciones o emisiones de deuda adicionales. Se suele hacer para evitar la quiebra empresarial.

Ejemplo de recapitalización

Para poner un ejemplo vamos a simplificar la empresa y su estructura al máximo.

La empresa ASA se funda con un capital social de 100.000 € dividido en 10.000 acciones de 10 € cada una. Al mes siguiente compra un par de furgonetas por 40.000 € y a los dos meses compra una nave por 80.000 € al contado. Como ASA no puede pagar todo lo que debe, llega a un acuerdo con el que le vendió la nave, por el que le entrega 2.000 acciones de una nueva emisión, también por valor  de 10 €. Realiza una recapitalización:

Estructura ASA antes de la recapitalización:
Activo: 120.000 €                                     – Capital Social: 100.000 €
                                                                              – Deuda: 20.000 €
Después de la recapitalización:
  – Activo: 120.000 €                                    – Capital Social: 120.000 €