Las relaciones públicas (RRPP) se definen como una serie de acciones estratégicas desarrolladas en un determinado tiempo con el objetivo de crear vínculos, relaciones y comunicación entre los distintos públicos a los que van dirigidas.

Las relaciones públicas son una herramienta más de la comunicación empresarial. Su importancia hace que se sitúen como función directiva dentro del entorno empresarial. En las grandes empresas, el director de comunicación es el encargado de acometer y desarrollar esta serie de estrategias para lograr una base de las comunicaciones coherente y de forma integrada.

Funciones de las Relaciones Públicas (RRPP)

Todas estas actividades son propias de las que desarrollan los encargados de acometer estas estrategias:

  1. Proyectar la imagen de la identidad corporativa de las empresas.
  2. Investigar el mercado para analizar tendencias y opiniones de los consumidores.
  3. Asesoría, consejo y seguimiento a los diferentes apartados de los que se compone una empresa.
  4. Elaboración y puesta en práctica de programas dirigidos a sectores de interés por parte de la empresa o negocios.
  5. Fomentar de manera óptima las relaciones entre los trabajadores y el público externo.
  6. Preparación, aprobación y difusión de noticias y eventos a los diferentes medios de comunicación.
  7. Difusión de información de la entidad o empresa a los diferentes clientes.

Las relaciones públicas en el entorno empresarial

Constituyen una de las funciones más importantes para que la empresa pueda lograr sus objetivos y afianzar su imagen de marca. Se destacan algunas funciones concretas:

  • Mantener una imagen óptima y favorable de la empresa.
  • Gestionar e implementar eventos, congresos, conferencias, seminarios, entre otros.
  • Mantener buenas prácticas laborales dentro y fuera de la empresa.
  • Están involucradas en el envío y recepción de información de las actividades que desarrolla la compañía.
  • Creación de canales de comunicación para favorecer el contacto directo con el público o el cliente ideal al que se dirigen.

Ejemplos de campañas de relaciones públicas

  • Esta campaña fue designada como mejor iniciativa verde del año 2014. A través de una campaña enfocada en las inundaciones de Illinois (EEUU), The Nature Conservancy, decidió concienciar a la población a través de soluciones naturales para solucionar el problema.Se llevaron a cabo excursiones aéreas, terrestres y vídeos La campaña fue cubierta por medios, bloggers y demás personas interesadas e involucradas en dicho conflicto y tuvo un calado internacional a la hora de ser un ejemplo de acciones referente en las relaciones públicas.
  • Un ejemplo de éxito de como se iniciaron las relaciones públicas lo tenemos en P.T. Barnum, un empresario y artista circense que a principios del siglo  XIX,  decidió promocionar su circo ambulante enviando agentes de relaciones públicas para contactar por adelantado con grandes diarios. Fue también él que el inventó la publicidad exterior con grandes y atractivos pósters.

Evolución de las relaciones públicas

Las relaciones públicas se remontan a la antigüedad. Los primeros hallazgos de éstas se remontan a la antigüedad, más concretamente a las sociedades tribales donde se utilizaban para promover el respeto a la autoridad del jefe. Aunque su existencia de un modo más organizado comenzó en las discusiones que se acontecían en el Ágora, en la Antigua Grecia, donde se utilizaba la persuasión para influir en el público por lo que es un dato que remarcaba el uso de las relaciones públicas ya en esa época.

Sin embargo, no fue hasta el Renacimiento con la libertad de expresión lo que dio impulso al término de las relaciones públicas. Con la libertad de expresión y la posibilidad de intercambiar ideas se fomentó el uso de las relaciones públicas que comenzó a crecer a pasos agigantados y a utilizarse en diversos sectores como las empresas.

La manera en la que las empresas se dirigen al público que les interesa también cambió en la segunda mitad del siglo XX. Desde entonces se utilizan técnicas y estrategias diferentes a las de antaño.

Ya en el siglo XXI, la introducción de redes sociales, los blogs corporativos, las webs, en definitiva el desarrollo del entorno digital han propiciado que las organizaciones necesiten estar disponibles para sus audiencias, tener un contacto más directo con su público que desea tener una mayor participación. Todo ello ha creado una comunicación bidireccional en un nuevo marco a los que las empresas han tenido que adaptarse y utilizar nuevas técnicas de comunicación.