Se denomina rentabilidad financiera a aquellos beneficios económicos obtenidos a partir de los recursos propios e inversiones realizadas.

La rentabilidad financiera también se conoce con el nombre de ROE (Return on Equity), que relaciona los beneficios obtenidos netos en una determinada operación de inversión con los recursos necesarios para obtenerla. Puede verse como una medida para valorar la ganancia obtenida sobre los recursos empleados, y se suele presentar como porcentaje. Aunque rentabilidad financiera normalmente se suele utilizar con datos de mercado y el ROE con datos contables realmente se suelen utilizar como sinónimos.

Cómo se calcula el ROE

La rentabilidad financiera medida por el ROE se calcula dividiendo el beneficio neto de una empresa entre los recursos propios. Se utiliza el beneficio de final de periodo y los recursos propios a principios del periodo (o final del periodo anterior) porque queremos conocer la rentabilidad que hemos tenido de los recursos invertidos a principios del periodo:

ROE-Rentabilidad fianciera

Suele utilizarse el beneficio neto, es decir el beneficio después de impuestos, aunque el resultado del rentabilidad financeira puede ser bruto o netoen función de si consideramos las ganancias antes o después de impuestos, de intereses y demás costes. Para ello podemos utilizar cualquier partida dentro de la cuenta de resultados. No obstante, para el ROE lo más normal es utilizar el beneficio neto.

 

Diferencia entre rentabilidad financiera y rentabilidad económica

La rentabilidad económica (RE) es diferente de la rentabilidad financiera (RF), porque la rentabilidad económica utiliza todos los activos utilizados para generar esa rentabilidad, mientras que la rentabilidad financiera solo utiliza los recursos propios, es decir, la RF no tiene en cuenta la deuda utilizada para generar esa rentabilidad, por lo que tendrá un efecto apalancamiento financiero.

Así, a través de la siguiente fórmula podemos establecer una relación entre ambas rentabilidades, establecer la rentabilidad financiera real  y adquirir nociones de cuándo el apalancamiento es positivo o negativo para una empresa:

RF = RE [RE + k(1-t)] x D/RP

RF: Rentabilidad financiera.
RE: rentabilidad económica.
K: Coste de la deuda (interés)
t: impuestos
t: apalancamiento financiero
D: deuda o pasivo total de la empresa
RP: Recursos propios

Cuando la RE es mayor que el coste de la deuda (k), el apalancamiento financiero es positivo y la RF será mayor que la RF, si en cambio el coste de la deuda es mayor que la RE, habrá un efecto apalancamiento negativo y la RF será menor que la RE.

Además, cuanto mayor sea la deuda (D) utilizada para financiar una inversión mayor será el apalancamiento financiero y por tanto mayor será la RF en comparación con la RE. , menor será la rentabilidad financiera, pero la rentabilidad puede ser mayor debido al apalancamiento financiero. Si una empresa no utiliza deuda, la RE será igual a la RF.

Análisis Dupont del ROE

En análisis financiero, la la descomposición del ROE por la fórmula Dupont adquiere relevancia a la hora de realizar estudios sobre rentabilidad y beneficios, ya que relaciona los principales indicadores financieros como la utilización de sus activos, rentabilidad real y apalancamiento financiero, obteniendo así datos para conocer datos sobre sus eficiencia y puntos fuertes y débiles en la toma de decisión.

El análisis Dupont puede descomponerse de varias maneras, siendo la más común la división en tres factores; rentabilidad, rotación de activos y apalancamiento financiero respectivamente:

Análisis Dupont ROE

ROE= Margen x Rotación x Apalancamiento financiero

Ejemplo de rentabilidad financiera

Si tomamos en cuenta una inversión de 1.000€ que nos han reportado un beneficio de 250€, la rentabilidad financiera bruta será del 25% (250/1000).

Si a ese beneficio hay que restarle un 22% de impuestos, obtendríamos un beneficio neto de 195€, y una rentabilidad financiera neta de 19,5% (195/1000).

Por ejemplo, en una sociedad cuya estructura está compuesta por:

Y ha obtenido unos beneficios brutos antes de intereses de impuestos de 40.000 € (30.000€ de beneficios netos)

  • Rentabilidad económica bruta (beneficios/activos=40.000/500.000) habrá sido del 8% (6% neta).
  • Rentabilidad financiera bruta habrá sido del 20% (beneficios entre recursos propios=40.000/200.000)
  • Rentabilidad financiera neta del 15% (30.000/200.000)