La Resistencia en un indicador bursátil de tipo chartista que sirve para localizar zonas dónde el precio se encuentra sobrecomprado.

Cómo definimos una zona de resistencia

Generalmente la teoría del análisis técnico dice que cuando el precio llega a una resistencia la operación que se tiene que llevar a cabo es una orden de venta o posición corta, y esto es únicamente posible a través de derivados financieros. Sin embargo, también existen operadores de mercado que atacan el precio de forma agresiva una vez éste supera con holgura en un determinado porcentaje la resistencia marcada.

La consideración de zona de resistencia se tiene que dar cuando ya en el pasado haya actuado como zona de conflicto de precios, siempre y cuando esté acompañada de un importante volumen de negociación. En este aspecto, cuánto más volumen exista, mayor fiabilidad tendrá la resistencia y más seguros nos encontraremos en esa operación.

Ejemplo de zona de resistencia

Veamos este ejemplo de una zona de resistencia en el gráfico del Ibex35 en gráfico semanal:

Untitled

Como podemos observar, en el nivel de 11.631 existe una zona de resistencia acompañada de gran volumen de negociación dónde los precios se han dado la vuelta y han formado una figura de doble techo (ha tocado dos veces la linea roja que hemos dibujado).

Es importante tener en cuenta que una vez se analiza una zona de resistencia, hay que contar cuantas veces en el tiempo ha tocado la misma, ya que cuantas más veces se repita en un corto período de tiempo, dejará de tener validez y será mucho menos fiable.

Por otro lado, no es aconsejable atacar el precio a la compra por encima de ésta, ya que supone una estrategia muy agresiva porque compramos el precio mucho más alto. La estrategia más sensata es una venta de precios (posición corta) ya que nos interesará vender a un precio alto para recomprarlo más barato y obtener por ello una ganancia.

El redactor recomienda:

Soporte