Un sindicato de trabajadores es una agrupación de trabajadores que tiene como objetivo promover y defender los derechos de sus miembros en cuestiones relacionadas con su actividad laboral.

Un sindicato de trabajadores es una asociación de carácter democrático que puede generarse libremente tanto en sector público como en el sector privado. Una de sus principales actividades consiste en negociar, en nombre de sus afiliados, cuestiones de interés común como salarios, vacaciones, condiciones de trabajo, licencias, etc.

Los afiliados al sindicato de trabajadores por su parte, deben comprometerse al pago de cuotas sindicales, asistir a reuniones  y adherirse a las acciones (por ejemplo huelgas) que se acuerden en el seno de la organización.

Cómo actúan los sindicatos

Los sindicatos actúan de la siguiente forma: eligen representantes que negocian con los superiores o dueños de la organización donde trabajan (sea una empresa u organismo público), cuestiones de interés de los trabajadores.

Este tipo de negociaciones se suelen llamar “negociaciones colectivas” y generalmente se enfocan a llegar a un acuerdo en cuanto al “paquete económico” que se les dará a los trabajadores durante un determinado período de tiempo. Dicho paquete económico no sólo incluye salario sino que también las condiciones de trabajo como horarios, días de vacaciones, bonos de reconocimiento, etc.

Poder de negociación de los sindicatos

Los sindicatos pueden alcanzar poder de negociación a través de controlar la oferta de trabajo. Esto es, estableciendo un monopolio sobre la oferta de trabajo de una empresa o industria. Para poder lograrlo, los sindicatos deben poner barreras a la contratación de trabajadores fuera del sindicato (ya sea directamente o a través de subcontratación).

Si lo anterior es factible, los sindicatos pueden, entre otras cosas, aumentar el salario de sus afiliados por encima del salario de equilibrio y/u obtener beneficios adicionales como bonos, días libres, etc. Una de las principales herramientas de presión que pueden utilizar son las huelgas en donde los trabajadores se niegan a trabajar hasta que se dé respuesta a sus demandas.

Efecto del sindicato en el mercado sindicalizado

Cuando los sindicatos elevan el salario de sus afiliados por sobre el nivel de equilibrio de mercado se reduce el empleo en el mercado sindicalizado. Por ejemplo, si en la industria del calzado existe un sindicato poderoso que logra aumentar el salario por sobre el nivel de equilibrio de mercado, entonces el empleo en este sector se reducirá.

En el siguiente gráfico, se observa cómo el sindicato reduce indirectamente el empleo. En el punto E se encuentra el salario de equilibrio entre la oferta y demanda de trabajo en el mercado. En este punto, la empresa desea contratar L1 trabajadores.

Cuando el sindicato exige un salario al nivel W, esto es, por sobre el nivel de equilibrio, el nuevo equilibrio es el punto A, donde la cantidad de trabajo que contratan las empresas se reduce a L0. Esta es una reacción razonable de parte de las empresas ya que al aumentar el precio del factor tienen incentivos a reducir su demanda.

Además, ante un salario más alto, los trabajadores están dispuestos a ofrecer más horas de trabajo (punto B con L2).

Todo lo anterior genera desempleo por un exceso de oferta de trabajadores (este desempleo corresponde al segmento AB). Estos trabajadores se encuentran desempleados y deben esperar que aumente la demanda de trabajo de la empresa o simplemente cambiarse de sector.

Como vemos, el sindicato no reduce directamente la oferta de trabajo pero debido a que aumentan el precio del trabajo se reduce la cantidad demandada por la empresa.

grafico-sindicato

Efecto del sindicato en el mercado laboral

Existe evidencia de que los sindicatos tienden a reducir el salario de los trabajadores no sindicalizados. Asimismo, tiende a aumentar el desempleo en el sector sindicalizado ya que los salarios son muy atractivos y muchos trabajadores están interesados en trabajar allí pero no pueden conseguirlo.