El superávit tecnológico es una situación que se produce cuando un país generara suficiente tecnología propia o adapta tecnología importada para incorporarla a los productos y servicios que exporta.

Se llama superávit a esta situación porque se exporta más tecnología de la que se importa, generando un “saldo positivo” de tecnología. El superávit tecnológico se puede medir como la diferencia entre cobros y pagos por productos de alta tecnología o como la diferencia entre cobros y pagos por royalties.

El caso contrario es el déficit tecnológico.

Interpretación superávit tecnológico

Un superávit tecnológico elevado indica independencia de la tecnología extranjera. Esta situación puede producirse por varias causas:

Además de estas tres causas, el superávit tecnológico puede proceder simplemente de las diferencias económicas entre países. Un país con buena coyuntura económica tenderá a aumentar sus importaciones, incluidas las de alta tecnología, por lo que reducirá su superávit tecnológico, o aumentará su déficit tecnológico. A su vez, si el país se encuentra en una mala situación reducirá sus importaciones, incluidas las de alta tecnología, por lo que aumentará su superávit tecnológico.