La teoría de las ondas de Elliot es la segunda teoría más importante dentro del análisis bursátil de gráficos o análisis chartista, desarrollada por Ralph Nelson Elliott en los años 30, durante los años de la gran depresión americana. Elliott descubrió que la situación anímica de una gran cantidad de operadores de la bolsa afectaba al precio de los valores. Analizó una serie de moldes o patrones en base a los cuales encuadrar a los operadores, descubriendo que cada patrón era parte de otro patrón o molde superior, el cual estaba dividido en moldes inferiores.

Explicación Teoría de las ondas de Elliot

En su teoría de las ondas, Elliot señala que los valores se mueven en cinco patrones u ondas en la misma dirección de la tendencia principal, y en tres ondas en contra de la tendencia principal. Las primeras ondas se denominan impulsivas, y las segundas correctivas. Este patrón de ocho ondas, se corresponde a una onda de otro patrón superior, y cada onda de éste contiene a su vez ocho ondas inferiores.

Existen unos ratios para calcular la distancia y amplitud entre las 8 ondas, en base a la conocida serie de Fibonacci (matemático italiano, Leonardo Pisano, hoy conocido por su apodo, Fibonacci, que introdujo los números arábigos en Europa, en el siglo XIII), que se elabora partiendo del número 1 y sumando a cada número el anterior, como sigue:

1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610, ……

Los ratios de Elliott se calculan multiplicando y dividiendo cada número por el anterior, con la característica de que cualquier número de la serie dividido por el anterior nos proporcionará prácticamente el mismo resultado. Así:

ratios elliot

Configuración de las Ondas

Las ondas se conforman como sigue: (la descripción se hace para una tendencia alcista. En caso de tendencia bajista, el desarrollo será el inverso)

ondas elliot

1. Tramo impulsivo: consta de 5 ondas:

Onda 1: tramo alcista. Sólo la delimitaremos a posteriori, sufriendo una corrección severa mayor del 50%. En esta onda necesitamos ayuda del análisis chartista, puesto que el primer aviso estará en la ruptura de una directriz, y el segundo en una figura de cambio de tendencia.
Onda 2: corrección de onda 1, en porcentaje mínimo de 61.8 %y normalmente máximo de 76.4%.
Onda 3: se confirma al superar el nivel máximo marcado en la onda 1, y tiene de proyección mínima el 161.8% de la onda 2. Suele ser la más fuerte de las 3 ondas impulsivas (ondas 1, 3 y 5), y por tanto la mayor. Nunca será la menor de éstas.
Onda 4: retroceso desde la onda 3, que nunca podrá ser menor que el precio máximo de la onda 1. Normalmente la menor de las 5 ondas, y la más irregular de todas en cuanto a comportamiento. En principio debe suponer un retroceso del 38% de la onda 3, aunque con un 23% también puede ser válida.
Onda 5: último tramo impulsivo superando la onda 3, con proyección del 161.8% de la onda 4, y normalmente de longitud similar a la onda 1. Esta onda se caracteriza por un incremento de volumen significativo, el cual no va acompañado por una subida significativa de precios. Correspondería a una fase de distribución en la que el volumen juega un papel fundamental.

2. Tramo correctivo: bastante más difícil de delimitar, consiste en tres ondas, denominado corrección en zig-zag, denominadas a-b-c, en sentido inverso a las 5 anteriores:

• Onda (a): retroceso desde la onda 5, por encima de la onda 4 (normalmente hasta el máximo de la onda 3)
• Onda (b): corrección de onda a, normalmente un 50%-62%, no debe de pasar del 75%.
• Onda (c): misma longitud que onda a, 150%-161.8% de onda b o 261.8% de onda b en caso extremo.