Un tiburón financiero es un especulador que adquiere una parte o la totalidad de una empresa con el fin de manipular su valor al alza y así revenderla a un precio mayor que el precio de compra.

El tiburón financiero es una persona u organización que espera a que una empresa cotice a la baja para hacerse con su control y luego revenderla (entera o por partes) obteniendo un beneficio. El tiburón financiero no está interesado en la empresa ni en su actividad económica, lo que busca es la oportunidad de especular con su precio y obtener ganancias a corto plazo.

Cómo funciona el tiburón financiero

El tiburón financiero espera un momento de crisis o de decaimiento de una empresa para poder adquirir un paquete de acciones o la totalidad de la empresa y luego revenderla.

Existen principalmente dos formas en las que el tiburón financiero puede actuar:

  • Una de ellas es que el tiburón adquiera un pequeño paquete accionario (digamos menor al 10%) y luego amenace a los otros dueños con que adquirirá la mayoría y se hará del control de la empresa si no le recompran su parte con un buen sobreprecio. Además, ante una propuesta de compra el valor de las acciones tenderá a subir.
  • Otra forma es que el tiburón directamente adquiera la totalidad de la empresa para luego revenderla completa o por partes (sus activos o filiales por ejemplo). Esto último puede ocurrir cuando la venta de las partes por separado pueda adquirir un mayor valor que la empresa en su conjunto (hay que considerar el momento apropiado de la reventa).

Cuando el tiburón amenaza con la adquisición de la empresa se dice que se lanza una OPA hostil, esto es una oferta pública de adquisición de carácter hostil (no deseado por los dueños).

Características del tiburón financiero

El tiburón financiero tiene las siguientes características básicas:

  • Su objetivo es obtener ganancias a corto plazo
  • No está particularmente interesado en la empresa que adquiere o que amenaza con adquirir, sólo busca su reventa y las ganancias de especulación
  • Cuenta con un importante capital (la amenaza de compra debe ser creíble)
  • Cuenta con información acerca de cuáles empresas pueden ser víctimas de su amenaza

Ejemplo de tiburón financiero

En el año 1987, Kuwaití KIO adquirió un 5% del capital del Banco de Vizcaya y sus dueños se sintieron amenazados de que la entidad finalmente se hiciera del control total. Las preocupaciones se agravaron al tomar en cuenta de las cotizaciones del Banco estaban muy bajas en ese momento y el Consejo contaba con pocas acciones. Ante el temor de perder el control, el Banco Vizcaya ofreció a Kawaití KIO recomprar su paquete de acciones con un elevado sobreprecio.