Trader es el inversor que opera en los mercados financieros con la finalidad de obtener beneficios en el corto, medio o largo plazo. Puede actuar de forma independiente o trabajar para un banco de inversión, actuando, en muchos casos, como market maker en las mesas de front office o tesorería.

El Trader puede operar sobre cualquier producto o modalidad de inversión, ya sean de contado o de futuro, productos de renta fija, renta variable, materias primas, tipos de interésderivados organizados, derivados no oganizados u OTC, divisas, fondos de inversión, ETFs. Dependerá de su disponibilidad y experiencia su exposición a las diferentes clases de activos que forman parte de los mercados financieros, ya que cada mercado tiene sus características propias. Cada trader, en base a su poder adquisitivo, definirá sus reglas de comportamiento y realizará un análisis bursátil buscando un ratio de riesgo-beneficio óptimo. Además, es importante tener en cuenta que un inversor se hace trader a base de experiencia, psicología (elemento muy importante) y a una adecuada gestión monetaria.

El inversor tomará sus decisiones de inversión teniendo en cuenta el análisis técnico y el análisis fundamental o bien, podrá actuar a través de sistemas automáticos de inversión que trabajan por sí solos, creados a través de reglas de precios programadas que invierten en muchos casos, en lapsos de tiempo muy cortos, esta modalidad de trading es especial y se conoce como HFT (High Frecuency Trading). Existen diferentes tipos de Trading que podréis ver aquí.

Rutina de un Trader

Para ser Trader hay que entender que a base de errores se aprende, hay que conocer el mercado a la perfección, ser persistente, las pérdidas deben hacer de él un inversor más analítico y fuerte, dado que de los errores se aprende. Por tanto, como mínimo, debe tener en cuenta los siguientes aspectos antes de tomar una decisión de inversión:

  • Estar informado a primera hora de los cierres de los mercados que están abiertos overnight y predecir la apertura de los mercados que operan durante el día.
  • Conocer al detalle la agenda económica, noticias y eventos del día. Lo ideal es trabajar con un feed de noticias on live. Intentar minimizar posiciones cuando se publica una noticia importante.
  • Identificar las oportunidades de inversión
  • Detectar si hay liquidez en el valor, medir la capitalización y el volumen del activo. Medir el nivel de riesgo y la volatilidad.
  • Definir el número de operaciones a realizar, el apalancamiento en caso de que se precise utilizarlo, el ratio de riesgo-beneficio por operación, descontado todas las comisiones implícitas de las operaciones.
  • Aplicar una lógica matemática.
  • Nunca mover los niveles de stop loss en nuestra contra en caso de que la operación sea fallida.
  • Buscar probabilidades de éxito y fallo.
  • Medir la pérdida máxima esperada.
  • Cortar las pérdidas lo antes posible.
  • Trabajar a través de un miembro de mercado regulado, sin mesa de dinero y que lance las órdenes a mercado, dado que la transparencia es mucho mayor.

Hoy en día la gran parte de los Trader buscan especular en el mercado, operando como Day Traders.