La tragedia de los comunes describe una situación en la que los individuos, motivados sólo por su interés personal, acaban sobreexplotando un recurso limitado que comparten con otros individuos.

La tragedia de los comunes refleja un conflicto social sobre el uso de los recursos comunes (como por ejemplo peces del mar, pastos, bosques, etc.) en donde los intereses personales entran en conflicto con el interés común.

Como podemos ver en el ejemplo de abajo, la sobreexplotación de un recurso común por un individuo en muchas ocasiones acaba reduciendo el bienestar social e incluso perjudicando al propio individuo que está provocando esa sobreexplotación.

Origen de la tragedia de los comunes

En el año 1833 apareció en un folleto poco conocido escrito por el matemático William Foster Lloyd (1794-1852). Posteriormente, fue popularizado por un artículo escrito por el biólogo Garrett Hardin quien aplicó la idea al análisis de temas como la carrera de armamento, la contaminación y la sobrepoblación.

Ejemplo de la tragedia de los comunes

Uno de los ejemplos más comunes de la tragedia de los conocidos se refiere al uso de los campos para pastoreo de uso común.

La situación es la siguiente: todos los pastores de la zona deben decidir cuantas vacas llevar a pastar al campo común.

  • Supongamos que el costo de comprar una vaca es A euros.
  • La cantidad de leche que producirá cada vaca dependerá de cuantas vacas se encuentren pastando en el campo común (mientras más pasto puedan comer más leche pueden producir). Llamaremos f(c) al valor de la leche producida cuando hay c vacas pastando en la zona común. De esta forma, el valor de la leche por cada vaca es el producto promedio f(c)/c.

Óptimo social (o búsqueda del bien común)

El número de vacas que maximizaría el bienestar total sería el resultado de:

Max f(c) – ac

Esto ocurre cuando el producto marginal es igual al costo marginal, PM = a

Elección individual (tragedia de los comunes)

Cuando cada pastor decide individualmente cuantas vacas llevar a pastar, añadirá más vacas  hasta el punto en que el producto que obtenga sea igual al costo (no gane nada). Esto es, un número de vacas c´ en donde se cumple que:

f(c´)-ac´ = 0

En otras palabras, el pastor compara el valor que recibirá de cada vaca extra (f(c)/c) con el costo adicional a.

Lo anterior lleva a que un número ineficientemente alto de vacas vayan a pastar lo que disminuye el bienestar social. Lo que sucede es que los pastores no están considerando que al añadir una vaca más a la zona común, disminuye el valor de la leche que producen todas las vacas que comen allí.

Este es el resultado de la tragedia de los comunes, las decisiones individuales llevan a la sobreexplotación de los recursos comunes porque no toman en cuenta el efecto que tienen sobre los otros individuos que comparten el recurso.