El triple techo es una figura de análisis técnico de tipo chartista. Se produce cuando la cotización de un activo financiero, tras una tendencia alcista, forma tres máximos consecutivos en el mismo nivel de precios.

El triple techo ocurre cuando el precio no consigue rebasar los dos máximos anteriores, los rechaza a modo de resistencia y da comienzo una tendencia bajista. Siguiendo los argumentos y teorías del análisis chartista, debe acompañarse su análisis con el volumen bursátil.

triple techo

Su análisis es muy similar al del doble techo. Si bien es cierto, que su análisis se complica al disponer de tres mínimos

Análisis de un triple techo

Para analizar un triple techo vamos a seguir el siguiente esquema. Primero ayudándonos de un gráfico y luego dividiéndolo en etapas:

triple techo

El análisis de un triple techo sigue las siguientes consideraciones divididas en etapas:

  • Primera etapa: El activo está en tendencia alcista y en el punto 1 forma su primer máximo. El volumen se comporta de forma habitual pero se reduce en la primera bajada. En este momento no sabemos qué figura chartista se formará.
  • Segunda etapa: El precio del activo vuelve a subir y el punto 1 actúa como resistencia. El volumen aumenta ligeramente pero es menor al punto 1. Se forma el segundo máximo o punto 2. De nuevo vuelve a reducirse en la caída.
  • Tercera etapa: El precio se dispone a subir por tercera y última vez hasta la resistencia. El volumen vuelve a aumentar pero se sigue reduciendo respecto a 1 y 2. El volumen comienza a aumentar en la caída.
  • Cuarta etapa: El precio rompe el soporte con un considerable aumento de volumen. El soporte pasa a ser resistencia (lo que se conoce como vuelta a atrás o pullback) con una reducción del volumen (círculo rojo). Esta última etapa confirma el patrón y es un buen momento para añadir una posición corta.

Ejemplo de un triple techo

Vamos a ver en un ejemplo real, como se analizaría un triple techo:

triple techo

Este ejemplo se adapta muy bien a la figura teórica del triple techo. No es exactamente igual pero en la práctica es algo que el analista técnico ha de tener en cuenta. Es decir, las figuras no responden siempre a las representaciones gráficas ideales.

Las etapas que sigue la figura del ejemplo puede diferenciarse de forma muy sencilla. Podemos ver la primera etapa (tendencia alcista, formación del primer máximo y caída del volumen en la primera caída), la segunda etapa (formación del segundo máximo y posterior reducción del volumen en la caída), la tercera etapa (en la que el precio no llega a alcanzar el soporte pero vuelve a la resistencia con reducción de volumen) y la cuarta etapa (el precio se apoya en el soporte y no lo rompe directamente pero finalmente rompe con fuerza, la vuelta atrás o pullback no alcanza el soporte roto tal como indica el círculo rojo [lo que indica que la tendencia bajista iniciada tiene aún más fuerza]. Por último el objetivo se cumple perfectamente.

Diferencia entre triple techo y rectángulo de agotamiento

Es preciso, en este punto, diferenciar entre un triple techo y un rectángulo bursátil de agotamiento. Recordemos que el rectángulo de agotamiento es una figura muy parecida que se da al final de las tendencias alcistas.

Aunque analíticamente pueden recibir el mismo tratamiento, en la teoría no son lo mismo. La diferencia fundamental está en que un rectángulo de agotamiento tiene más de tres máximos. En el caso de tener dos máximos, sería un doble techo y si tuviera tres sería un triple techo. Los objetivos y las proyecciones del precio suelen ser parecidas. Con lo cual la diferencia a nivel de hacer trading es escasa.

En cualquier caso, igual que con otras figuras lo importante es entender que ambas figuras están indicando cierta probabilidad de que la tendencia alcista vigente se acabe y el mercado comience una tendencia bursátil bajista. Otras figuras que indican agotamiento de tendencia son la cuña bursátil, el hombro cabeza hombro o el doble techo.