La unión aduanera es el tratado comercial que elimina totalmente los aranceles entre los países miembro y que establece una política comercial exterior común.

Al igual que las demás fases de la integración económica, la unión aduanera tiene como objetivo aprovechar la eficiencia derivada de la división internacional del trabajo. De este modo, los consumidores de los países miembro ven aumentado el abanico de productos disponibles sin necesidad de pagar aranceles. Mientras, en el lado de la oferta, los productores ven como el mercado al que dirigen su producción se vuelve más amplio.

Pero una unión aduanera también busca unificar la política comercial hacia el exterior. Con esta medida se busca que los productos del exterior de la unión no entren en ésta a través del país que aplique una tarifa más baja. En ausencia de una unión aduanera, cada país debe establecer controles fronterizos para evitar que entren productos de países con los que no tienen acuerdos comerciales. El establecimiento de la unión aduanera hace estos controles innecesarios, por lo que no deben gastarse recursos en este tipo de medidas entre los países miembro, ya que todos contarán con la misma política comercial exterior.

Cabe señalar que la unión aduanera solo implica el libre tránsito de mercancías entre los miembros. Si a esta libertad de movimiento se incorporan los factores de producción, como el trabajo y el capital, estaríamos hablando de un mercado común.

Ejemplo de unión aduanera

Aunque su grado de integración sea superior, la Unión Europea también constituye una unión aduanera. Los países miembro no tienen aranceles ni ningún otro tipo de traba al comercio dentro de la unión, pero la política comercial exterior es común. Es por ello que acuerdos como Área de Libre Comercio Trasatlántico (TTIP por sus siglas en inglés) entre la Unión Europea y Estados Unidos son negociados de forma conjunta por todos los países de la Unión, requiriendo la ratificación de todos ellos.

Otros ejemplos de uniones aduaneras son la Unión Aduanera de África Austral, que incluye a Botsuana, Lesoto, Namibia, Sudáfrica y Suazilandia; o el Mercosur, que integra a Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay, Bolivia y Venezuela.