La utilidad ordinal es un concepto económico que señala que es posible ordenar las cestas de bienes y servicios que consume una persona de acuerdo al grado de satisfacción que le reportan.

La utilidad ordinal nace como respuesta a las limitaciones de la utilidad cardinal en donde se pretendía asignar un valor exacto a la utilidad que reportaba cada cesta de consumo. Dado que en la práctica lo anterior no es posible, la opción que ofrece la utilidad ordinal es ordenar estas cestas de acuerdo a las preferencias del consumidor. De esta forma, es posible conocer cuales cestas son preferidas sobre otras pero no es factible hacer comparaciones interpersonales de manera exacta.

Así por ejemplo, si tenemos tres cestas de bienes: A, B y C. Es posible ordenar estas cestas de acuerdo a las preferencias del consumidor, por ejemplo si A>C>B, entonces A es preferido a C y C es preferido a B.

Origen de la utilidad ordinal

El economista Vilfedo Pareto fue uno de los primeros en afirmar que era posible explicar la teoría del consumidor sin utilizar la utilidad cardinal. De esta forma, solo bastaría conocer el orden de las preferencias pero no su valor exacto. No obstante, Pareto no logró demostrar completamente su afirmación, fue necesario que otros economistas como Allen, Hicks y Slustky replantearan una teoría de consumo y demanda independiente de los valores  asignados arbitrariamente a las cestas de consumo.

Ventajas de la utilidad ordinal

La utilidad ordinal evita el problema de tener que asignar valores arbitrarios a las preferencias de los consumidores. Además presenta las siguientes ventajas:

  • Permite conocer cuáles castas prefiere el consumidor sobre otras
  • Una transformación monótona creciente de la función de utilidad de un consumidor refleja las mismas preferencias
  • Es posible hacer análisis económico sin hacer supuestos rígidos acerca del valor que asigna el consumidor a cada cesta de bienes o servicios

Desventajas de la utilidad ordinal

La utilidad ordinal sólo refleja la prioridad u orden que asigna una persona a las cestas de consumo pero no permite conocer con exactitud lo siguiente:

  • La utilidad marginal
  • La diferencia o comparación de los valores que asignan distintos consumidores a las cestas de consumo