El valor liquidativo de un fondo de inversión es el precio unitario de cada participación en el fondo en un momento determinado. Será el resultado de dividir el patrimonio del fondo entre el número de participaciones en circulación. También se conoce como NAV por sus siglás en inglés (Net Asset Value)

Se trata de un concepto dinámico puesto que la sociedad gestora debe calcularlo diariamente en función de los precios de mercado de los activos que componen la cartera del fondo. Por ejemplo, si un fondo de inversión posee a día de hoy 100.000 participaciones en circulación y su cartera está compuesta por activos cuyo precio de mercado asciende a 1.000.000 de euros, el valor liquidativo o NAV del fondo hoy será de 10 euros. Sin embargo, mañana la valoración de los activos que componen la cartera habrá cambiado y el valor liquidativo del fondo será distinto de 10.

Desde el punto de vista del inversor, el valor liquidativo o NAV es de gran utilidad puesto que le permite conocer la valoración de su inversión diariamente. No obstante, no debe confundirse el concepto con el de cotización de una Acción. Aunque ambos constituyen una porción de del fondo y de una empresa cotizada, respectivamente, tienen diferencias significativas:

  • La cotización de las acciones en bolsa varía cada segundo y el inversor conoce su precio. El NAV del fondo se calcula con los precios de cierre del mercado del día en cuestión de tal forma que cuando el inversor suscribe sus participaciones en el fondo no conoce el precio de las mismas.
  • El número de acciones en circulación que posee una empresa cotizada es fijo. Para modificarlo se debe realizar una ampliación o una reducción de capital. Por el contrario, el número de participaciones en circulación de un fondo de inversión no es estático sino que varía en función de las suscripciones y reembolsos realizados. No obstante, es preciso aclarar que el movimiento de participaciones no perjudica al valor liquidativo puesto que son movimientos complementarios (al mismo tiempo que entran o salen participaciones el valor del fondo aumenta o disminuye por lo que el valor liquidativo no varía).

Cálculo del valor liquidativo

Tanto la Ley 35/2003 de Instituciones de Inversión Colectiva como el Reglamento que la desarrolla regulan el cálculo del valor liquidativo. También la Comisión Nacional del Mercado de Valores establece minuciosamente sus reglas de cálculo en la Circular 6/2008, de 26 de noviembre.

Son las sociedades gestoras del fondo las encargadas de realizar el cálculo diariamente a través del siguiente método:

Valor liquidativo = Patrimonio neto (PN) del fondo / Nº participaciones en circulación

PN Fondo= Valor Cartera del fondo + Rendimiento Neto del Fondo

Se debe tener en cuenta que en los fondos de inversión, las comisiones de gestión y depósito (en su caso) son implícitas. Es decir, sobre el resultado de la primera fórmula arriba indicada se descuenta el porcentaje correspondiente a las comisiones puesto que éstas son cargadas directamente y ya aparecen deducidas del valor liquidativo del fondo.

Además, la normativa establece que “no se considerarán días hábiles a efectos de aplicación del valor liquidativo aquellos en los que no exista mercado para los activos que representen más del 5% del patrimonio del fondo”.

Por ejemplo, supongamos un fondo cuya política de inversión se centra en inversiones de activos de Japón. Si el día de hoy es festivo en Japón, no será día hábil en cuanto a aplicación del valor liquidativo. Por ello, a las operaciones de suscripción y reembolso del fondo en cuestión se pasará a aplicarles el valor liquidativo del día siguiente.