La situación va viento en popa para el conjunto de las empresas del IBEX 35, y es que se presenta un escenario sumamente beneficioso  para el conjunto de beneficios empresariales durante este año en curso.

El momento macroeconómico en el que nos encontramos, es claramente favorecedor para aquellas empresas exportadoras, debido a la depreciación del euro (y en su contrapartida apreciación del dólar).

Hay otros aspectos interesantes que también son culpables de tener una visión positiva a medio y largo plazo sobre los beneficios empresariales.

Es conocido el efecto que tendrá una subida de tipos de interés en Estados Unidos, prevista para final de año o principios del siguiente. Y es que el hecho de subirlos apreciaría el dólar aún más y por ende el par euro dólar se seguiría depreciando, aderezando esta depreciación por el quantitative easing del BCE.

La previsión para la mayoría de los organismos oficiales es muy positiva para la economía española, que ha comenzado este año traccionando correctamente con estimaciones de crecimiento por encima de cualquier país de la eurozona (entre 2.5 y 3%).

Por último, otro factor culpable de esta recuperación es el precio del petróleo. Tiene un efecto directo sobre la capacidad de ahorro en las familias españolas y por eso pueden destinar ese ahorro a un mayor consumo u otros productos de ahorro-inversión.

Los beneficios netos de las empresas del IBEX 35 vienen detallados en la siguiente tabla:

ibex35 resultados q1