comercio electrónico

El comercio electrónico en España continua destacando por su imparable crecimiento, logrando una facturación récord de casi cinco millones de euros en el segundo trimestre de 2015. Esto indica que los consumidores españoles cada vez aprovechan más Internet para realizar sus compras.

La venta a través de Internet se está convirtiendo en uno de los pilares básicos del día a día de los consumidores. Además el uso del dispositivo móvil para realizar comprar por Internet se ha vuelto progresivamente más importante, ya que los consumidores están perdiendo el miedo y la inseguridad a comprar a través del móvil. La facturación fue de casi cinco millones de euros en el segundo trimestre de 2015, según los datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).Y el gasto medio por comprador se sitúa en los 876 euros por persona.

Si analizamos las compras que realizan los españoles a través de Internet, ¿cuáles son los sectores más demandados?

Los españoles utilizan más Internet para comprar servicios de ocio, es decir, realizar reservas de hoteles, comprar entradas para espectáculos, alquiler de vehículos, o comprar viajes. Destaca el alto porcentaje de gasto en billetes de transporte, que supone un 43% de los gastos en internet. Por otro lado, la adquisición de ropa también ocupa un lugar importante en este negocio online. Sin embargo, la compra de alimentos por Internet no es tan común entre los españoles, es por ello que existen muy pocos consumidores que deciden esta opción.

El desarrollo del mercado electrónico

Los consumidores españoles están más adaptados a las nuevas tecnologías y por lo tanto, al nuevo modelo de comercio. Además, los internautas pueden disfrutar de diferentes ventajas a la hora de comprar por Internet :

  • Descuentos publicados únicamente en la web del comercio y precios más bajos.
  • Ahorro de tiempo para los consumidores. Sin tener que salir de casa, los usuarios pueden realizar sus pedidos desde cualquier lugar y recibirlos en su domicilio. De esta forma, evitan el desplazamiento hacia el supermercado y tener que cargar con los productos comprados. Además, algunos comercios han incluido mejoras en los servicios de devolución, pues el cliente podrá solicitar la devolución de manera gratuita y la persona encargada de la recogida irá a la dirección indicada a por los productos que el cliente quiera devolver.Esto proporciona una mayor comodidad a los clientes.
  • Aumenta la seguridad a la hora de realizar estas transacciones por Internet, de hecho existen muchos navegadores que ya cuentan con filtros antifraude.
  • Mayor elección de comercios para comprar. A través de Internet, los usuarios pueden entrar en numerosos comercios e ir investigando los artículos hasta decidir el producto concreto a comprar.