Crear contenido y distribuirlo de forma que resulte interesante y que atraiga al público objetivo de la empresa es el objetivo fundamental de una estrategia de contenidos. Hay que saber en todo momento los pasos necesarios para cautivar a la audiencia que desea la marca. 

Aplicar marketing de contenidos sin tener una estrategia definida no sería posible. Para crear la hoja de ruta donde queden incluidas las estrategias hay que tener en cuenta una serie de pasos que ayudarán a diseñar la estrategia correcta para implementarla con seguridad para la marca.

En la actualidad, son muchas las empresas que han descubierto las posibilidades que ofrecen las palabras para atraer a clientes potenciales a su negocio. En este artículo, desgranamos las claves fundamentales para desarrollar una estrategia de contenidos exitosa.

Pasos para crear una estrategia de contenidos

Estos son los puntos más destacados para crear una estrategia de contenidos para una empresa.

  1. Conocer la marca. Es fundamental que la marca sepa definirse correctamente, ¿a qué se dedica?, ¿qué es lo que hace?, ¿cómo se posiciona en redes sociales?, ¿cómo se define?. Muchos de los problemas que surgen a la hora de realizar una estrategia de contenidos es el hecho de que las empresas no tengan clara su definición o su dedicación. En algunas ocasiones, utilizan palabras como multidisciplinar para englobar todo lo que hacen. Lo ideal es definirse siempre. Por ejemplo, “Consultora de Marketing Digital que trabaja con emprendedores y pequeños empresarios que quieran potenciar su negocio, aumentar sus ventas y romper con sus pensamientos limitantes para conseguir su éxito.” Rosa PR.
  2. Analizar la competencia. Hay que saber cuáles son las empresas que compiten con la marca que queremos posicionar para saber que es lo que están haciendo y el lugar que ocupan en el mercado. Conocer que tipos de seguidores tienen, sus redes sociales, su volumen de seguidores y fans, ayudará a saber como están trabajando y que estrategias están llevando a cabo. Ver el tipo de publicaciones que están incluyendo, eso dará pistas para saber cual es el perfil del cliente que están buscando así como la imagen que quieren dar. Por ejemplo, una clínica dental puede estar creando contenidos encaminados a posicionarse como una empresa muy experimentada si habla mucho sobre sus trabajadores y su grado de experiencia, o focalizarse en los clientes si decide que sean protagonistas, como por ejemplo sacar fotos de ellos en la clínica, generar concursos, entre otros.
  3. ¿Cuáles son los objetivos? Para armar una estrategia de contenidos eficaz, hay que saber el tipo de objetivos que se tienen. ¿Se quiere ganar visibilidad de la marca?, ¿mejorar su imagen?, ¿aumentar ventas?. Todo esto ayudará a ir seleccionando las palabras clave más adecuadas en función de la investigación que vayamos realizando sobre estos objetivos y los demás puntos a seguir.
  4. Conocer la audiencia. ¿Cómo es el público que interesa a la empresa?, ¿dónde suele encontrarse?. Averiguar cual es el cliente ideal es prioritario porque eso facilitará seleccionar con claridad las keywords así como ir perfeccionando el tono que se va a utilizar para dirigirse a esa audiencia. Tiene que ser un tono coherente y acorde con el lenguaje digital y offline si existe negocio físico. Para perfeccionar los detalles del cliente ideal, lo interesante es ahondar e investigar su datos demográficos, objetivos, hobbies, trabajo, cuáles son sus necesidades y cómo el negocio puede ayudarle a resolver esos problemas. Todo ello hará que se cree una ficha para conocer de manera óptima al tipo de audiencia al que van dirigidas las palabras de la empresa.
  5. Creación de contenidos. Una vez se van conociendo los datos de los puntos anteriores, hay que empezar a crear contenido que resulte útil a los usuarios. Antes de esto, la pregunta más indicada para crearlo sería la siguiente, ¿qué tipo de contenido necesita?Si lo que se pretende es persuadirlo a realizar una acción, habrá que utilizar estrategias de copywriting, si el objetivo es fidelizar será necesario usar marketing de contenidos que está más encaminado a aportar contenido útil. Por lo tanto, hay que distinguir el tipo de enfoque que se quiere dar a la información que se va a difundir entre el público al que desea llegar la empresa.
  6. Difusión de contenidos. Una vez generada la información es importante distribuirla. Para ello la empresa puede haber creado un ebook, incluirla en sus redes sociales, en su blog, en foros o en diferentes plataformas digitales para darle notoriedad a sus contenidos. Es importante antes de darle difusión, seleccionar las redes sociales o portales donde se incluirán estas informaciones. Para ello hay que saber cuales funcionarían mejor para la empresa. Por ejemplo, si se trata de un restaurante con jugosos platos, la red social instagram será interesante ya que permite incluir fotografías y está en auge.
  7. Medir los resultados. Una vez se publican los contenidos, se puede ir viendo incluso en tiempo real los resultados. Por ejemplo, si se publica un artículo en el blog de la empresa, se puede visionar las estadísticas de visita que se tienen, si se incluye en una red social como Facebook también se puede ver la cantidad de me gusta y las veces que se comparte. Todo ello hará que se puedan medir los resultados para posteriormente analizarlos y saber si las estrategias de contenidos implementadas están funcionando correctamente.
  8. Analizar los resultados. Por último, es importante llegar a una conclusión con los datos extraídos de la medición, ya que servirán para saber si los objetivos se están cumpliendo o es necesario varias las estrategias de contenido que se han introducido. Para analizar los datos se pueden utilizar herramientas específicas, así como los paneles de seguimiento, de control que incluyen las propias redes sociales en la opción de estadísticas. Muchos de ellos reflejan los nuevos seguidores, los post más leídos, el número de veces compartidos, la cantidad de me gustas, así como el alcance real de las publicaciones. Si se hacen campañas de publicidad pagadas también se refleja en las estadísticas.

Crear una estrategia de contenidos no solo se trata de crear contenido y publicarlo, sino de elegir cual es el más adecuado para la audiencia ideal de la empresa, cual puede ser el más útil, el que puede funcionar, las redes sociales donde será mejor recibido, así como un análisis exhaustivo de como se comportan los usuarios cuando acceden a él. Todo ello indicará si la empresa está realizando una eficaz estrategia de contenidos que solo tendrá éxito aplicando los pasos anteriormente descritos.