Inbound recruiting o selección inbound es la metodología para atraer y enamorar a los candidatos que quieren trabajar en nuestra empresa. Una contratación más efectiva y rápida del talento que necesitamos es posible si ponemos al candidato en el centro de nuestra estrategia. Esta estrategia tiene su fundamento en el inbound marketing pero esta vez, aplicado a los RRHH.

Google, Apple, BBVA, Kiabi… son solo algunos ejemplos de las mejores empresas para trabajar. Todas ellas tienen algo en común: Su marca (employer branding) les precede. ¿Ves muchas ofertas de estas empresas publicadas en portales de empleo? Seguramente no. Sin embargo, mueven grandes volúmenes de contratación. ¿Cómo lo hacen?

Publicar una oferta de empleo y esperar a que llegue el candidato ideal, no es la mejor estrategia para una compañía en el siglo XXI. Las formas de buscar empleo han cambiado y por tanto, los métodos para encontrar y seleccionar talento también deben cambiar.

Diferencias entre la Selección tradicional VS Inbound recruiting

inbound recruiting vs seleccion tradicional

¿En qué consiste una estrategia de Inbound Recruiting?

El inbound recruiting es una forma innovadora de llamar la atención de los que están buscando empleo y atraerlos a tu compañía. Va un paso más allá, debemos deleitar al candidato durante el proceso de selección.

Con la metodología inbound, no tenemos una base de datos de candidatos a los que llamar, sino una base de talento; Un grupo de aspirantes que han conocido la compañía, lo qué hace, cómo lo hace, cómo se trabaja, les gusta y han mostrado el deseo específico para trabajar en ella.

“El inbound recruiting es la mejor metodología para convertir a todos los empleados y candidatos en promotores de tu empresa.”

Recorrido del candidato

inbound recruiting methodology

  • 1-ATRAER

Debemos captar visitantes a nuestra web corporativa, que lleguen atraídos por la cultura de la compañía.

¿Cómo atraer potenciales candidatos?

“El 70% de los candidatos buscan a las empresas en Google.”

Posicionando la web corporativa y mostrando contenido interesante para el candidato. El típico apartado de “trabaja con nosotros”, es fundamental para potenciar las ventajas de trabajar en esta empresa, beneficios sociales… Este apartado es lo que se conoce como “employer branding” o marca de empleador.

Creando un blog corporativo; Esto te ayudará a crear contenido de valor para los potenciales clientes/usuarios, pero también, para potenciar la cultura de la compañía y mejorar la indexación.

Optimizando las redes sociales corporativas: Es imprescindible mantenerlas actualizadas y generar contenido relevante, ya no sólo de los servicios/productos que vendes, sino de cómo se trabaja, quiénes forman el equipo, actividades en conjunto que realizan… Es decir, potenciar todo aquello con lo que puedan identificarte como un lugar atractivo para trabajar.

2-CONVERTIR VISITAS A CANDIDATOS

Cuando recibimos visitas a nuestra web y les encandila el contenido, independientemente de si están trabajando o no, debemos generar el deseo de que piensen: Yo quiero trabajar en esta empresa.

Una vez generado ese sentimiento, tenemos que facilitarles que nos envíen su candidatura para trabajar en la compañía. Inmediatamente después, pasará a ser potencial trabajador, es decir, es un candidato que ha conocido cómo es la empresa y va a facilitar la afinidad con la cultura corporativa de la compañía. Su proceso de selección va a ser mucho más rápido y eficaz.

¿Cómo generar la conversión?

Publicando ofertas de empleo dentro de la web corporativa (en la sección de trabaja con nosotros) e introduciendo formulario o email para enviar su candidatura a ese puesto concreto.

Debemos potenciar la autocandidatura con formularios sencillos. Muchos de los visitantes que lleguen a la web, probablemente no dispongan de ofertas que encajan con su perfil actualmente, pero puede que en un futuro cercano sí. Debemos facilitarles el envío de su candidatura en ese momento y no perder la oportunidad de que se marchen de la web sin dejar sus datos.

El 80% del tráfico web proviene de dispositivos móviles, incluida la búsqueda de empleo. Todos los contenidos deben estar adaptados a móviles y evitar que abandonen: Plantillas responsive (adaptadas a este formato), formularios sencillos, tamaños grandes…

3-CONTRATAR DE MANERA MÁS EFICIENTE

Debemos hacer el proceso de selección una experiencia distinta e inolvidable para el candidato y todos los detalles cuentan.

El candidato debe estar retroalimentado con el estado de su candidatura en todo momento, bien vía email o teléfono. Una correcta comunicación, le hará sentirse reconocido y de esta forma, su percepción de la empresa será mucho más positiva.

Si los empleados son felices y sus valores encajan con la cultura de la empresa, sabrán trasmitírselo a los clientes y trabajarán mucho más motivados. A la hora de seleccionar a un candidato, más que en los títulos, debemos fijarnos en 5 aspectos básicos para determinar si encaja con la filosofía de la compañía:

  1. Habilidades
  2. Adecuación a la cultura empresarial
  3. Experiencias pasadas
  4. Ideas
  5. Creencias

Realizar test que evidencien su comportamiento en el entorno laboral, competencias, conocer a los trabajadores de la compañía durante el proceso de selección… son algunas fases para trabajar el inbound recruiting (selección inbound).

4-DELEITAR/ENAMORAR

En este último paso, debemos convertir en fans de la empresa y la marca de la compañía a todos los candidatos que han participado en el proceso de selección, independientemente de que sean contratados o no.

El proceso inbound no finaliza una vez contratado el aspirante. Los propios empleados o aspirantes que han participado en el proceso de selección, se convertirán en promotores de la marca. Serán embajadores de ella.

Una fórmula que están utilizando algunas empresas es el contrato por referencias: Si un empleado presenta la candidatura de un conocido para un puesto dentro de la empresa y éste resulta contratado, el empleado recibirá un “premio” (puede ser beneficio social, monetario…). De esta forma, los propios empleados harán de reclutadores, fomentarán la marca empleadora fuera de los muros de la empresa y se esforzarán por presentar a los mejores candidatos que conocen.

Y recuerda, no importa hacia qué dirección vaya la empresa, lo que importa es la gente que va en ella, el equipo que hará posible cosechar éxitos.  Reclutar un buen equipo, es esencial para el devenir de la compañía. Estableciendo un plan de inbound recruiting podrás lograrlo.