El BCE y Santander han llegado a un acuerdo con Popular para hacerse con el control del Banco Popular, Esta mañana, el BCE ha activado la resolución y ha aprobado la venta de la entidad presidida por Emilio Saracho, al grupo Santander por el valor de un euro.

Esta mañana, la CNMV ha suspendido las cotizaciones de Banco Popular. Por otra parte, Santander ha anunciado que emitirá una ampliación de capital de 7.000 millones de euros para hacerse con el banco, algo que al parecer no ha gustado mucho a los inversores de Santander.

El Banco Santander, presidido por Ana Patricia Botín se hace con el Banco Popular y pone fin a este interminable culebrón. Tras activar Europa el rescate de la entidad madrileña por el riesgo de quiebra, Banco Santander se ha hecho con ella por el valor de un euro, una cifra mas bien simbólica.

Además, el Banco Santander ha anunciado que realizará una ampliación de capital por valor de 7.000 millones de euros, a la que los clientes de Banco Santander pueden acudir, ya que según Santander, está más que asegurada.

Santander ha informado a la CNMV que la ampliación de capital que pretende realizar, permitirá reforzar el capital que se requiere y cubrir las provisiones previstas. El proceso de resolución que ha activado el BCE plantea una amortización total de las acciones que se encuentran en circulación, la conversión de los 1.250 millones en bonos contingentes convertibles (CoCos) en capital y la transformación de la deuda subordinada en acciones.

Desde banco Santander ya han dado la bienvenida a los clientes de Banco Popular, que pasan a formar parte del Grupo Santander.

La presidenta Ana Botín ha declarado esta mañana que “van a trabajar duro para ofrecer el mejor servicio a los clientes durante el periodo de transición y en el futuro”, también afirmaba que la integración de Santander y Popular fortalece la diversificación geográfica del Grupo y que ello le permitirá cumplir con todos los compromisos con clientes y accionistas”.

Según informan los analistas de Banco Santander, el retorno previsto sobre la inversión se ha situado entre el 13% y el 14% para el año 2020. Además, se estima un beneficio por acción en 2019. La entidad resultante de la unión de Santander y Popular aumentará su rentabilidad y generará sinergias en costes cerca a los 500 millones de euros anuales a partir de 2020, con unos ratios de eficiencia de los mejores del sector bancario en España y Portugal. Ni que decir queda que esta unión va a permitir que la compañía posea un mayor potencial de crecimiento en los ingresos.

Sobre la ampliación de capital de Banco Popular, Santander ha indicado que se hará 7.900 millones de euros de provisiones para activos improductivos, incluidos los 7.200 millones para activos inmobiliarios. Esta acción trasladará el nivel de cobertura del riesgo vinculado a la actividad inmobiliaria del 45% al 69%, una cifra por encima de la media del sector que es del 52,23%. Con esto, el Grupo espera reducir los activos inmobiliarios de Popular, al igual que lo ha hecho Santander en los últimos años.

La resolución europea

El rescate de popular se produce tras el riesgo de quiebra del Banco Popular y tras contrastarse su situación de inviabilidad.

Tras las desastrosas semanas de la entidad en bolsa y la brutal caída de sus acciones, el BCE sometió a estudio la solvencia del banco, donde se comprobó que no era la suficiente como para que banco siguiese su andadura por sus propios medios.

Según ha declarado la FROB, “El proceso se ha desencadenado por el BCE tras verificar la situación de inviabilidad de la entidad y la necesidad de una intervención para cumplir con los objetivos de interés públicos, tal y como exige la normativa europea de resolución.

La declaración de inviabilidad se ha producido por los problemas de liquidez, debidos al deterioro de sus depósitos durante los últimos meses y la incertidumbre de sus planes privados para afrontar los posibles deterioros del balance de la entidad. La decisión de resolución y utilización del instrumento legal previsto para casos como este, se fundamenta en la necesidad de garantizar una estabilidad financiera que prevenga el contagio al resto del mercado”.

Mediante estas declaraciones, el BCE garantiza la seguridad de los depositantes y clientes del banco y elimina el impacto que pudiese causar este hecho en las finanzas públicas del estado.

Esta mañana, el Fondo de reestructuración ordenada bancaria anunciaba:

“Como parte de la ejecución del proceso de resolución se ha llevado a cabo la amortización de todos los títulos de Banco Popular en circulación, así como las acciones resultantes de la conversión de instrumentos de capital adicional de nivel 1. También se ha procedido a convertir todos los instrumentos de capital regulatorio de nivel 2 emitidos por Banco Popular en acciones de nueva emisión del banco, que las ha adquirido Banco Santander por el precio de 1 euro. La operación se realiza sin comprometer a entidades públicas ni recursos públicos, además de no afectar a ningún acreedor ordinario ni deposito”.

Los antiguos accionistas pierden todo su dinero

Debido a que el Banco Santander se ha hecho con el 100% de las acciones del Banco Popular . Los antiguos accionistas han sufrido un varapalo que les ha llevado a perder el 100% de las acciones que poseían de la entidad.

En la resolución ejecutada esta mañana, la Junta de Solución Única (SRB) ha transferido a Banco Santander el 100% de las acciones e instrumentos de capital del Banco Popular, esto ha hecho que los accionistas hayan perdido toda su inversión en el banco madrileño.

Para justificar esto, el Mecanismo Único Europeo de Resolución de entidades de crédito ha anunciado que la situación del banco era crítica y que corría un grave riesgo de quiebra. Si no se actuaba de este modo, no solo serían los accionistas los que perdiesen su dinero.

Santander, líder en solitario

Con la compra de Banco Popular, el banco presidido por Ana Patricia Botín se sitúa líder en solitario del sector bancario español.

Con la aprobación definitiva de la compra de Banco Popular, Banco Santander se convertirá en uno de los bancos con mayor activo de España, además de las cifras de negocio que se lleva por parte de la entidad madrileña.

Santander es el sexto banco por activos del territorio español, pero con la compra de Popular se situaría en el 3er puesto por detrás de otras entidades como CaixaBank y BBVA, entidades que encabezaban los ranking por las absorciones que realizaron cuando ocurrió lo de la crisis de las cajas de ahorros.

En un ciclo como el actual, donde los tipos de interés están a 0% y el ROE bancario se encuentra tan deteriorado, cualquier opción de sacar buena rentabilidad es una opción acertada.

Santander siempre ha sido una compañía que se ha caracterizado por crecer mediante la adquisición de otras compañías, pero, tras la crisis de las cajas, el grupo se ausentó en la compra de las mismas haciendo que CaixaBank y BBVA se situasen por delante en volumen de activo.

Según declaraba en la última rueda de prensa el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, “Santander es un banco que exige unas rentabilidades mínimas del 15% o 16%, es por ello que no intervinimos en el proceso de absorción de las cajas.”. Además, el consejero apuntó que el banco siempre ha analizado todas las operaciones, tanto las que se han ejecutado, como las que no.