La negociación de los mercados financieros se ha vuelto más habitual y accesible y por eso muchas personas creen que es una tarea fácil. Sin embargo, es un trabajo que requiere muchos conocimientos y experiencia. Es como empezar cualquier trabajo profesional: tienes que aprender tu oficio antes de tener éxito.

Todos los operadores aprenderán por la experiencia, pero hay ciertos errores comunes que pueden evitarse si somos conscientes de ellos. Como con todo lo demás, muchos de estos errores se reducen a un exceso de confianza y a la falta de preparación. Si eres consciente de los fallos habituales de los principiantes, podrás tomar las medidas para evitar que sean tu ruina. Aquí tienes los cuatro errores más comunes de los operadores novatos:

  1. Operar sin una estrategia: Hay muchos factores que afectan a la negociación de los mercados financieros, entre los que destacan tu personalidad y tus emociones. Si no tienes una estrategia de negociación bien definida, probablemente te descentrarás por el estrés, la ansiedad, la excitación y la euforia exagerada, realizando operaciones que no se adhieren a la estrategia que diseñaste y planificaste. La negociación requiere tiempo y esfuerzo, incluso antes de empezar. Necesitarás sentarte y elaborar tu personalidad como operador, establecer objetivos y marcos de tiempo y luego diseñar un plan que se adapte a tu personalidad.
  2. No usar stop loss: Los niveles de parada de pérdidas (stop loss) son vitales si quieres operar otro día más. Las pérdidas son algo normal cuando se opera, hasta los traders profesionales tienen pérdidas. Si no pones objetivos para parar las pérdidas, éstas pueden acumularse hasta quemar totalmente el capital de tu cuenta y no te quede nada para operar mañana. Asegúrate de tener pérdidas pequeñas, que puedas afrontar y de las que puedas recuperarte de modo que sigas teniendo capital necesario para beneficiarte de otras posiciones que realmente te interesa mantener.
  3. Operar en exceso: Esto resulta especialmente difícil para los nuevos operadores porque, cuando empiezan, se sienten muy emocionados. Sin embargo, operar en exceso puede convertir tus ganancias en pérdidas rápidamente. Resulta más rentable seleccionar tus operaciones cuidadosamente y operar de forma más espaciada que operar excesivamente. En este sentido, también podemos añadir el error de operar en muchos mercados a la vez. Esto puede causar muchas distracciones que evitarán que los principiantes perfeccionen sus habilidades y adquieran la experiencia necesaria para convertirse en operadores de éxito de un mercado.
  4. Dejar correr las pérdidas: También resulta difícil evitar este error porque requiere mucha experiencia saber cuándo cortar las pérdidas pronto y cuándo dejar que tu operación alcance el nivel de parada de pérdidas. Aunque es importante establecer niveles de pérdidas, a veces es más importante cerrar la posición y así cortar las pérdidas antes de que lleguen al nivel de parada de pérdidas. Pensemos en casos en los que, por ejemplo, una noticia inesperada o el resultado de un dato programado en calendario económico afectan negativamente tu operación. Esto es algo que no se puede planificar, pero que debe tenerse en cuenta en cada operación. Es fundamental cortar las pérdidas rápido y dejar correr las ganancias.