World Economic Forum

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha vuelto a apretar el gatillo de la política monetaria. Sacando toda la artilleria disponible. Ha bajado los tipos de interés al mínimo histórico del 0%, ha ampliado su programa de compra de deuda y comprará también deuda corporativa. 

En este ambicioso plan de reformas tomadas en la reunión de hoy del Banco Central Europeo (BCE) se incluyen estas 6 medidas:

1. Bajar los tipos de interés de referencia al 0%

El tipo de interés de las operaciones principales de financiación del Eurosistema, será del 0,00% a partir de la operación que se liquidará el 16 de marzo de 2016, 5 puntos básicos menos que el actual.

2. Reduce la facilidad de crédito al 0,25%

La tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, que es la tasa de referencia para prestamos a un día, se reducirá también en 5 puntos básicos a partir del del 16 de marzo de 2016, hasta el 0,25%.

3. El tipo de la facilidad de depósito baja hasta el -0,40%

Rebaja la tasa sobre depósitos hasta el -0,4%, 10 puntos básico menos, con efectos del 16 de marzo de 2016.

4. Ampliará su programa de compras mensuales hasta los 80.000 millones de euros

Las compras mensuales en el marco del programa de compra de activos (QE) serán de 20.000 millones de euros más cada mes, hasta los 80.000 millones comenzando en el mes de abril.

5. Comprará también bonos corporativos

El BCE añade la deuda corporativa como activos que tengan la calificación de ‘inversión’, es decir, el BCE comprará deuda de empresas no financieras. Los bonos que están denominados en euros, tengan ese grado de inversión y sean emitidos por sociedades no bancarias que estén establecidas en la zonaeuro se incluirán en la lista de activos que pueden entrar dentro de las compras regulares del BCE.

6. Nuevas LTRO en junio

El BCE además comenzará una nueva serie de cuatro operaciones de refinanciación a largo plazo (TLTRO II), con la que financia a los bancos a largo plazo, cada uno con una duración de cuatro años, desde junio de 2016. Las condiciones de esos préstamos pueden ser tan bajas como el tipo de interés de la facilidad de depósito, es decir, hasta del -0,4%.

 

Estas reformas han sido toda una sorpresa para los mercados, que celebran las medidas con fuertes subidas en las bolsas europeas. Sin embargo, Mario Draghi ha recordado tras anunciar estas medidas que para que la política monetaria funcione, es necesario que las políticas fiscales y de reestructuración acompañen a las medidas tomadas hoy por el BCE.