tipos de interés del bono a 10 años

El ciclo económico al que tienen que hacer frente los principales Bancos Centrales del mundo se encuentra en diferentes fases. Frente al riesgo de recesión que se venía advirtiendo en la UEM (Unión Económica Monetaria) el año pasado, actualmente su posición cíclica se caracteriza por una política monetaria expansiva, al igual que Japón.

Por otro lado, Estados Unidos se encuentra en un ciclo opuesto. Haciendo referencia al rendimiento del bono a 10 años (T Bond), podemos apreciar como el mercado desde el 1 de enero de 2014 y especialmente a partir de febrero empieza a mostrar síntomas de mejora (paulatinamente empiezan a subir los tipos de interés), veremos qué consecuencias tiene una subida oficial de los tipos de interés por parte de Janet Yellen.

En Europa, se está tratando de recuperar la senda del crecimiento, para ello, Mario Draghi anunciaba nuevas medidas de política monetaria para intentar paliar una débil inflación del 0,1% en la UEM y deflación en España del -0,4%; y reducir la tasa de paro del conjunto de la Eurozona situada en el 11%, siendo mucho más alta en España. Estos grandes problemas de la Unión Monetaria, y en mayor medida de España, están haciendo que se vean cosas que en las finanzas hasta ahora, eran incomprensibles. Los tipos de interés negativos que ya anunciábamos hace unos meses han venido para quedarse.

paro ipc UE EEUU

 

Los tipos de interés negativos pueden ser estudiados desde dos puntos de vista.

  • Tipos de interés nominales: estos son los tipos de interés que surgen de una relación contractual, es decir, el tipo de interés acordado entre prestamistas (inversores) y prestatarios (emisores de renta fija) es negativo.
  • Tipos de interés fruto de las fluctuaciones de precios en los mercados de renta fija: estos son los tipos de interés que surgen cuando hay mucha liquidez en los mercados. La liquidez, es un exceso de dinero y por tanto una mayor demanda en relación a la oferta. El aumento del precio del instrumento de renta fija resulta en un tipo de interés negativo (recordemos que el precio y la rentabilidad se mueven en sentido opuesto. Un título con una rentabilidad del 2% puede tener un precio de 105 y un título con una rentabilidad del 5% tendrá un precio de 95.

¿Qué efectos tiene o debería tener el quantitative easing?

  • En la economía real: en un principio esa liquidez debería llegar a las familias, en forma de crédito. Con ellos las familias, pueden comprar más, aumentando el consumo y la compra de viviendas. Un segundo beneficiado u objetivo al que va dirigida esa liquidez son las empresas, para comprar equipos, crear nuevas empresas y también construir nuevas viviendas. Un tercer beneficiario de esta mayor liquidez en el sistema monetario es el estado, quien en un principio debería financiar mejor su déficit, una mayor inversión en infraestructuras y gasto corriente.
  • En la economía financiera: el hecho de que un Banco Central compre activos financieros en el mercado, tiene un efecto en la riqueza de los inversores. Si dispongo de un título de renta fija que me cuesta 100€ y todos los años me genera 10€, la rentabilidad es del 10%. Si esta rentabilidad no me la está dando nadie, todo el mundo va a querer comprar ese activo. Así funciona el mercado, la gente se pone a comprar y el activo sube de precio a 110, 120, 140,150, etc, (bajando la rentabilidad), así que optará por comprar otra clase de activo asumiendo más riesgo. Comprarán más renta variable y en consecuencia subirá la bolsa.

¿Por qué se compran títulos de renta fija con tipos de interés negativos?

Son varias las razones por las que determinados inversores querrían tener en cartera títulos con rentabilidades negativas. Esto significa que en el momento inicial desembolsan 105 y se les devuelve 102.

  • Expectativas de mercado: Pueden pensar que los tipos de interés van a seguir bajando. Imagínese que desembolsa 105 y los tipos de interés siguen bajando y el precio se sitúa en 107, si realiza la venta obtendría una ganancia.
  • Búsqueda de un refugio: en situaciones en las que una economía se encuentre en recesión, o de gran volatilidad en los mercados, puede buscar un lugar donde depositar su dinero a salvo. Únicamente aquellos con mejor solvencia (seguridad) serán los que emitan títulos con rentabilidades negativas.