Split de una acciónSegún la teoría de valor bursátil, los precios de las acciones no se corresponden con su valor objetivo; es decir, a corto plazo, el precio de un título refleja los vaivenes del mercado pero, a medida que pasa el tiempo, converge directamente hacia el valor que realmente representa.

Las ventajas competitivas de toda compañía son las que permiten lograr una rentabilidad adicional sobre su capital. En este sentido, una ventaja competitiva amplia es aquella que se mantiene durante un periodo de al menos 10 años para llegar a 20 o más; mientras, una ventaja estrecha es la que se sostiene hasta cerca de los 10 años.

Origen de las ventajas competitivas

  • Cuando el valor del servicio de una compañía se incrementa tanto para los usuarios existentes como para los últimos que se incorporan, a medida que se generaliza el empleo de dicho servicio. Es lo que se conoce como “efecto red”.
  • Determinados activos intangibles, tales como licencias regulatorias, patentes o marcas, impiden la copia de los productos de una firma por parte de sus competidores más próximos.
  • Las empresas que mantienen una ventaja de coste pueden vender a menor precio que la competencia y aún así conseguir unos márgenes de beneficios similares. Estas compañías también pueden cobrar unos precios de mercado y lograr resultados elevados.
  • Cuando una organización no puede dejar de producir sus artículos, ya sea por implicar un proceso muy complejo o excesivamente caro. Es lo que se denomina costes de cambio o switching costs.
  • En el periodo en que un determinado segmento de mercado está suficientemente cubierto por una o varias firmas. Es entonces cuando la ventaja competitiva se relaciona con la existencia de una escala eficiente.

Recomendaciones para invertir en acciones

1. Es una inversión de renta variable, por lo tanto, la ganancia no está asegurada.
2. Considere sus necesidades de liquidez.
3. Sólo invierta en Bolsa recursos que no comprometan su futuro financiero.
4. Siempre piense cuánto está dispuesto a perder y su rentabilidad objetivo y busque aquellas operaciones que le permitan mantener dicha razón de riesgo y retorno.
5. Aprenda a utilizar las principales herramientas de análisis bursátil y valorización de acciones.
6. Si desea invertir en acciones debe desarrollar y aplicar una estrategia acorde a su propio perfil de inversión.

Ratios de Morningstar

En la mayoría de las ocasiones, los precios de las acciones no se corresponden con su valor objetivo; es decir, a corto plazo, el precio de una acción refleja los vaivenes del mercado pero, a medida que pasa el tiempo, converge directamente hacia el valor que realmente representa. Así pues, la calificación de incertidumbre refleja -siempre según Morningstar- la seguridad que se mantiene ante las estimaciones del precio objetivo, pudiendo ser desde baja hasta extrema pasando por los niveles de media, alta o muy alta.

Para el analista, los ratios de incertidumbre, precio objetivo y calificación de estrellas están estrechamente relacionados. De hecho, Morningstar, en cuanto a las acciones de alta incertidumbre, asigna una calificación de 4 ó 5 estrellas siempre que se realice un descuento sobre la estimación del precio objetivo; paralelamente, si se asigna una calificación de 1 ó 2 estrellas, se suma una prima elevada al precio objetivo. No obstante, a la hora de definir la calificación de estrellas, se tiene muy en cuenta la cotización de la acción y la estimación de su valor intrínseco.