La mejor forma de dar confianza a los mercados es una Europa unida, que emita euro-bonos, para que sea más barato financiarse y así podamos hacer políticas expansivas que estimulen el crecimiento económico.

En estos momentos a los países periféricos les sigue costando mucho financiarse y así es más difícil pagar sus gastos, por lo que se consideran más arriesgados y por tanto sube el tipo de interés exigido, lo que hará que  les sea más caro financiarse y así no se puede crecer económicamente. Esta es la razón principal de por que en estos momentos se exige austeridad a los países periféricos, para dar confianza a los mercados, es decir, que los inversores se fíen de que les van a pagar, para que baje el tipo de interés y sea más barato financiarse. Mientras que si fuese barato financiarse, porque el pago de la deuda estuviera garantizado por Europa entera, se podría aprovechar la situación para estimular la economía, como está haciendo EEUU.
España e Italia están pagando intereses altísimos por su deuda, por no hablar de las primas de riego de Grecia, Portugal e Irlanda y en cambio Alemania, incluso ha llegado a financiarse gratis. Sabiendo esto, se comprende que Alemania no quiera pagar mayores intereses por su deuda, más aún cuando ellos han ahorrado y nosotros hemos vivido por encima de nuestras posibilidades a su costa, durante muchos años. Por esta razón Alemania no quiere hacer de aval de los países periféricos y que se financien con sus garantías, ya que si aceptara emitir eurobonos, podría seguir emitiendo bonos alemanes independientemente de los otros, al igual que en España las CCAA emiten deuda. El problema es que estamos tan enmarañados, que si los alemanes quieren crecer, tenemos que crecer todos juntos. No hay otra solución más que la unión de Europa. 

Sin embargo, como actualmente no se está generando crecimiento económico, hay menos dinero para pagar los gastos públicos, entre ellos la deuda y los subsidios de desempleo que se tienen que repartir cada vez a más gente  porque no hay crecimiento y necesitamos endeudarnos. Además, como la deuda cada vez es mayor necesitamos más dinero para pagar todo esto y para eso lo que necesitamos es crecimiento económico y medidas que lo estimulen,  no deuda y más deuda cara. Esto hay que cortarlo de raíz.
Ahora necesitamos hacer medidas de austeridad y medidas de estímulo económico, es decir, políticas contractivas y políticas expansivas, o dicho de otra manera, necesitamos hacer políticas contrarias a la vez. Eso aunque parezca imposible se puede hacer, como por ejemplo, haciendo una política fiscal contractiva como se ha hecho y una política monetaria expansiva. He aquí el problema otra vez, porque el Banco de España no tiene poder para esto estando dentro del euro y como del euro no vamos a salir (ver artículo que pasa si Grecia sale del euro), necesitamos una buena política expansiva, para la cual necesitamos unión fiscal y convencer a Alemania que la única solución es emitir bonos europeos.Si no, lo único que vamos a hacer, es alargar la agonía.