Todos los organismos internacionales se hartan de aconsejar a España que mejore el sistema de creación de empresas, pero parece que por el momento, en España,  esta tarea sigue siendo una odisea, donde nosotros somos Ulises luchando contra sirenas y cíclopes con forma de trámites y permisos que dificultan nuestra aventura empresarial.

Pero no todo son malas noticias. El gobierno está haciendo un esfuerzo para agilizar el proceso de creación tanto por el malestar general como por el gran número de empresas creadas por españoles que se están estableciendo en el extranjero por gozar de más facilidades. Se están implementando medidas para facilitar la creación de empresas como la tramitación por vía telemática, lo que significa que si decidís crear una empresa “online” desde el sofá de casa, sólo necesitaréis acudir al Punto de Atención al Emprendedor (PAE) más cercano y rellenar el Documento Único Electrónico (DUE). Esto evitará desplazamientos innecesarios y un ahorro de tiempo y costes.

Suponiendo que tenemos una gran idea de negocio, que ya hemos realizado todos los preparativos legales y que tenemos un plan de empresa desarrollado,llega el momento de lanzarse al e-commerce.

Existen empresas especializadas con las que podemos simplemente utilizar una plantilla y alquilar un hosting, y que han conseguido que el proceso de llevar nuestro negocio a la red haya dejado de ser  complicado y únicamente accesible a empresas con grandes presupuestos. También se puede seguir recurriendo a los servicios de desarrolladores web para que creen una web desde cero, pero esto siempre resultará un poco más caro.

Crear nuestro espacio online supone un gran número de ventajas como:

Empresa-online
– Reducción de costes.

-No hay fronteras ni límites geográficos, el mercado es el mundo.

-Acceso a tus productos  las 24 horas del día.

-Aceptar y procesar órdenes de compra sin la necesidad de intervención o supervisión.

-No necesitamos disponer de stock en grandes cantidades.

Hay que tener en cuenta que debido al aumento de la competencia debemos  destacar sobre los demás aportando valores añadidos: El uso de las TICs ayuda mejorar las comunicaciones y aumentar la confianza de los visitantes. Orientar el diseño para facilitar la navegación es fundamental.

Por último, nuestra web ha de ser adaptable al formato móvil ya que vamos encaminados al incremento en el uso de los dispositivos móviles para realizar transacciones de compra venta. Las APPs enfocadas al negocio es la asignatura pendiente pues el desarrollo es caro aunque empiezan a aparecer empresas especializadas que facilitan la tarea.