No es ninguna noticia que las ventas por internet estén aumentando. En cambio, sí será una gran noticia cuando las compras en internet superen a las compras en tiendas físicas. Entonces, el modelo de vida del ser humano habrá cambiado por completo. Ese día, que hace 15 años  nunca imaginaríamos que fuera posible, cada vez está más cerca.

Cuando tus clientes potenciales pasan de ser tus vecinos a ser todo el planeta sin ni siquiera moverte del sofá, todo son ventajas. La mayoría de las empresas se han dado cuenta del potencial de la red y lo están aprovechando. Según el Instituto Nacional de Estadística de España (INE), 7 de cada 10 empresas españolas tienen página web.

Cada vez se están dando más facilidades para este tipo de compras. La aportación de las TICs es indiscutible. Según el INE, en 2014 el 98,3% de las empresas españolas con más de 10 empleados disponía de acceso a internet.

La única espina que tiene clavada el comercio online es la seguridad. Muchos consumidores siguen dudando a la hora de introducir su número de tarjeta bancaria en la pantalla del ordenador. Los bancos conocen el potencial de este mercado e intentan garantizar la seguridad a toda costa. A pesar de ello, se están consolidando empresas que permiten pagos seguros a través de la red como PayPal y Google Wallet. Y están surgiendo con fuerza muchas otras como Skrill.

Una forma de pago que se está poniendo de moda, por su sencillez y seguridad, es la compra con tarjeta de prepago. Este método permite cargar anticipadamente el dinero que se va a consumir en una tarjeta y utilizarla después como medio de pago. De esta manera no es necesario facilitar los datos bancarios. Es importante informarse de las condiciones antes de hacer una compra en internet. Pero gracias a este tipo de empresas y a la comodidad de las compras online, la gente está perdiendo el miedo a realizar “online shopping”.

Hay empresas muy consolidadas como Amazon, Alibaba y Ebay. Además, quedan pocas grandes empresas que no tengan también su tienda online. En 2010, fue muy sonado en el mundo online el lanzamiento de Zara.com. Estos proyectos marcan tendencia. Un lanzamiento de tal envergadura provocó un gran impulso para el llamado e-commerce.

Actualmente, un 8% de las compras al por menor en Europa se realizan a través de internet. En países con más tendencia por este tipo de compras, como Reino Unido, este porcentaje llega ya al 15%. En España, por ejemplo, el primer semestre del año pasado las ventas online aumentaron un 22%, un crecimiento mucho mayor que el de las ventas físicas.

Porcentaje ventas online

En el conjunto de Europa, el comercio online creció el año pasado catorce veces más rápido que el comercio tradicional. Si el ritmo de crecimiento se mantiene, en tan solo 10 años se realizarán más compras desde un dispositivo digital que desde un mostrador.