Patrimonio neto

El patrimonio neto de una empresa son todos aquellos elementos que constituyen la financiación propia de la empresa. En el balance de situación es la diferencia efectiva entre el activo y el pasivo.

Leverage buyouts (LBO) – Compras apalancadas

Un leverage buyout (LBO) es una estructura de inversión diseñada por un inversor o grupo de inversores donde el objetivo principal es  tomar una empresa pública para convertirla en privada mediante la compra de todas las acciones en circulación utilizando gran cantidad de capital prestado (hasta un 90% de la cantidad total puede ser en forma de deuda).

Activo corriente

El activo corriente, también llamado activo circulante o liquido, es el activo de una empresa que puede hacerse liquido (convertirse en dinero) en menos de doce meses. Como por ejemplo, el dinero del banco, las existencias, y las inversiones financieras.

Pasivo no corriente

El pasivo no corriente, también llamado pasivo fijo, está formado por todas aquellas deudas y obligaciones que tiene una empresa a largo plazo, es decir, las deudas cuyo vencimiento es mayor a un año y por lo tanto no deberán devolver el principal durante el año en curso, aunque si los intereses.

Contabilidad

La contabilidad es la parte de la economía que estudia las distintas partidas que reflejan los movimientos financieros de una empresa o entidad. Es una herramienta clave para conocer en qué situación y condiciones se encuentra una empresa y, con esta documentación, poder establecer las estrategias necesarias con el objeto de mejorar su rendimiento económico.

Pasivo corriente

El pasivo corriente o pasivo circulante es la parte del pasivo que contiene las obligaciones a corto plazo de una empresa, es decir, las deudas y obligaciones que tienen una duración menor a un año. Por ello, también se le conoce como exigible a corto plazo.

Pasivo

El Pasivo desde el punto de vista contable representa las deudas y obligaciones con las que una empresa financia su actividad y le sirve para pagar su Activo. Son deudas que tenemos en el presente pero que hemos contraído en el pasado. Un ejemplo de obligación es el préstamo con una entidad financiera, por la que estamos obligados a pagar el principal y los intereses al proveedor (documentado en una factura o en una letra de cambio).

Load More Posts
Haciendo fácil la economía