Fabricación de robots_futuro

La tecnología no para de avanzar y está suponiendo un cambio drástico en las empresas , ya que la inteligencia artificial va ganando terreno en la sociedad y cada vez más se debate acerca del impacto de los robots en los puestos de trabajos. ¿Hay razones para asustarse?

La aparición de los robots en las empresas ha despertado el temor de muchos empleados de diferentes sectores de ser remplazados por máquinas, pues es evidente que la automatización de las tareas supone eliminar puestos de trabajo en las empresas. Los robots no necesitan comer, dormir ni 30 días de vacaciones al año. Sustituir a un operario que realiza una tarea repetitiva por un robot puede mejorar la productividad de una empresa, además de reducir los costes de producción. Sin embargo, dejaría al trabajador sin empleo. Pero también, la empresa que dispone de robots requiere de personal especializado para supervisar las funciones que realiza el robot. Por lo que, igualmente se necesitarían crear nuevos puestos de trabajos para realizar las funciones de control en los robots.

Los investigadores del Instituto Tecnológci de Massachussetts, Erik Brynjolfsson y Andrew McAfee, declararon en un estudio que la automatización industrial destruye más empleo de lo que se llega a generar. Para llegar a esta conclusión, realizaron un análisis de las cifras de productividad y empleo en Estados Unidos. Según los datos publicados por estos investigadores, los progresos de la robótica industrial han tenido un impacto relevante en la desaparición de puestos de trabajo en los últimos quince años.

En general, la robótica afecta a sectores en los que el trabajo está más relacionado con cadenas de producción o aquellos que no necesitan una aptitud humana, es decir, profesiones que no requieran concentración, ni habilidades de negociación o creativas. Según el último estudio de Merrill Lynch, en 2025 los robots podrán realizar el 45% de las tareas de fabricación, frente al 10% actual. Por eso, no es de extrañar que encontremos en un futuro robots que sean capaces de soldar los componentes de un coche, realizar el trabajo de los teleoperadores o hasta recoger los residuos de las ciudades.

En empresas como Amazon o Changyin Precision Tecnhology ya disponen de robots para realizar el trabajo de un humano. Esta última compañía es una fábrica de piezas para móviles localizada en Dongguan (China) que ha automatizado sus líneas de producción y utiliza brazos robóticos para producir las piezas para teléfonos. Amazon, una empresa tan tecnológicamente innovadora, también destaca por el uso de robots en sus almacenes más modernos.

En mayor o menor medida, el progreso de la tecnología irá creciendo durante los próximos años y marcará una diferencia clave en la economía. En cualquier caso, desconocemos si la aparición de la tecnología robótica tendrá consecuencias positivas o negativas para la sociedad.

¿Qué puestos de trabajo se perderán en favor de los robots?

Independientemente de cuantos años se tarde, es seguro que en pocos lustros una amplia gama de puestos de trabajo sean asumidos por robots, según un análisis de Bank of America, estos son los que más riego tienen:

Restaurantes: Cocinar y servir. Dar la vuelta a las hamburguesas, tostar el pan, o servir la comida será realizado por máquinas.

Industria: Es uno de los sectores donde más inversión existe y donde el desarrollo de la robótica será más rápido. La mano de obra barata pasará a ser mano de obra casi “gratuita” y muchas empresas deslocalizadas volverán a situarse cerca de los demandantes. En total, según Bank of America, las máquinas podrían reducir el coste de la mano de obra en un 90% y la productividad 24/7 asegurará la eficiencia.

Los asesores financieros: Es uno de los temas más polémicos en el mundo de la inversión, dado que muchos sectores de la asesoría financiera serán sustituidos por algoritmos cada vez más sofisticados que pueden adaptar al milimetro las inversiones de los individuos a sus necesidades.

Médicos: El año pasado se llevaron a cabo en el mundo 570.000 operaciones de “robo-cirugía”. Tanto de complicadas operaciones de cirugía hasta asistencias sanitarias básicas. Aunque los diagnósticos, trato y demás seguirán siendo supervisados, las máquinas realizarán un alto porcentaje de las tareas.