El poder de los derivados financieros.

Debes estar logueado para poder realizar preguntas.

Loguearse

Te propongo un reto: imagina que tienes una posición larga en acciones McDonalds porque pensabas que las acciones se revalorizarían, pero según los últimos datos macroeconómicos, parece que el sector se ralentizará, así que es posible que las acciones de la compañía caigan. Tienes 2 opciones:
Dejar que los acontecimientos se sucedan, cruzar los dedos y confiar en que resulten favorables
Afrontar la gestión del riesgo que se puede avecinar, vendiendo tus acciones o cubriendo la operación… ¿Sabrías cómo afrontar este reto?

En este episodio aprenderás:
-Qué son, tipologías e importancia de los derivados financieros.
-Qué son y tipologías de activos subyacentes.
-¿Por qué existen los derivados financieros?
-Ejemplos prácticos.
-Diferencia entre derivados financieros y fondos de inversión.

Deja tu comentario

¿Qué se considera un derivado financiero?

a. Un activo cuyo valor depende del valor de otro activo subyacente.
b. Un contrato legal entre dos partes donde se acuerda y se compromete a hacer algo por la otra ahora o en el futuro.
c. Un contrato legal entre dos partes donde se acuerda y se compromete a hacer algo por la otra solo en el presente.

 

La respuesta correcta es la b

Un derivado financiero es un contrato legal entre dos partes donde se acuerda y se compromete a hacer algo por la otra ahora o en el futuro. Se trata de contratos legales de naturaleza mercantil entre dos partes, el comprador y el vendedor, donde ambos se comprometen a hacer algo por la otra, ya sea en el presente o en el futuro.

 

¿Cuál es la finalidad de los derivados financieros?

a. Para protegerse ante riesgos financieros de manera eficiente.
b. Para especular con el valor de los activos subyacentes.
c. Para aumentar las ganancias en el corto plazo.
d. Para comprar y vender acciones.

 

La respuesta correcta es la a.

Nos permite reducir el riesgo de una inversión o posición ofreciendo una gran flexibilidad para hacer frente a movimientos adversos de los distintos mercados.
Por ejemplo, si estás largo en una operación porque crees que es más probable una revalorización de la acción, tienes que abrir un corto dadas las probabilidades de posibles caídas. Cuando el objetivo es abrir un corto puedes hacerlo sin derivados, pero es mucho más caro y no siempre se puede. Por eso, si quieres hacerlo de manera más rápida y menos costosa, lo mejor será hacerlo con derivados.

 

¿Cuál es la posición de un comprador en un contrato de derivados financieros?

a. Corto.
b. Largo.
c. Neutral.
d. Dinámico.

 

La respuesta correcta es la b

El comprador, que adquiere el derivado, se denomina largo o tenedor porque posee el derivado y mantiene una posición larga mientras que el vendedor se denomina corto porque mantiene una posición corta.

 

¿Qué son los contratos legales de naturaleza mercantil en los derivados financieros?

a. Acuerdos entre dos partes para comprar o vender activos subyacentes.
b. Acuerdos entre dos partes para intercambiar un activo subyacente por otro.
c. Contratos legales entre dos partes, el comprador y el vendedor, donde el valor de un derivado depende del valor de un activo subyacente.
d. Acuerdos entre dos partes para realizar operaciones de compraventa de aceitunas.

 

La respuesta correcta es la c

En esencia, los derivados son contratos legales de naturaleza mercantil que implican a dos partes, el comprador y el vendedor, cada una de las cuales acuerda y se compromete a hacer algo por la otra, ya sea ahora o en el futuro.

Podemos definir un derivado financiero como un instrumento cuya valoración depende del valor de un activo subyacente, es decir, que está por debajo y del cual depende. En otras palabras,  el valor de un derivado “deriva” del valor del activo subyacente. 

Por ejemplo, imagina que eres un agricultor que cultiva trigo. Sabes que el precio del trigo puede fluctuar debido a factores como el clima y la demanda, pero quieres asegurar un precio fijo para tu cosecha antes de cosechar. Puedes hacerlo mediante un contrato de futuros de trigo con un comprador, en el cual se acuerda un precio fijo para la entrega de la cosecha en una fecha futura. Si el precio del trigo sube antes de la fecha de entrega, tu ganancia será menor, pero si el precio del trigo baja, tu ganancia será mayor. De esta manera, el contrato de futuros de trigo es un ejemplo de un derivado financiero, ya que su precio se basa en el precio del trigo subyacente.