7 consejos para crear un portafolio profesional

¿Necesitas mostrar tu trabajo a tus posibles clientes? ¿Quieres causar buena impresión y que te acaben contratando? Si es así, esta guía es ideal para ti porque vamos a contarte cómo debes crear un portafolio profesional que seduzca a tus clientes.

Por empezar la casa por los cimientos, diremos que un portafolio profesional es un documento que puede convertirse en la mejor carta de presentación de tu trabajo y conseguir que tus ventas aumenten.

Debe incluir una serie de apartados perfectamente diferenciados, y además cuidar detalles tan importantes como el contenido, el diseño y el tono del lenguaje.

Puedes utilizar técnicas de copywriting para captar todavía más el interés de la persona a la que vas a mostrárselo.

Consejos para crear un portafolio eficaz

Estos son los pasos que debes seguir para configurar tu portafolio profesional.

Habla sobre ti mismo

Lo primero que debes hacer es explicar quién eres, hablar sobre tus pasiones, tu experiencia, lo que te ha llevado a trabajar en tu profesión.

Haz un retrato personal que sea emocional y al mismo tiempo comercial. Si tan sólo intentas venderte no convencerás a la persona que tienes delante.

Lo importante es dar detalles también de ti mismo, que hay detrás del profesional para generar confianza en tu posible cliente ya que va a confiar en ti para llevar a cabo actividades de su negocio.

Por supuesto, detalla tu experiencia, los años que llevas trabajando en ese sector, lo que has conseguido a grandes rasgos, si tienes alguna especialización y tus objetivos como profesional.

Cuida la presentación

El orden y la claridad son muy importantes. Crea una portada y un índice con los apartados que incluirás en tu portafolio.

Puede estar distribuido de la siguiente forma. Por ejemplo: portada, índice, quién soy, trabajos realizados, clientes, casos de éxito, testimonios, beneficios de trabajar conmigo, servicios que ofrezco y contacto.

Esos podrían ser los apartados a desarrollar y configurarían un portafolio completo y listo para mostrarlo en cualquier empresa con garantías de éxito.

La importancia de los testimonios

Si tus clientes están satisfechos, un testimonio será una prueba visible de tu buen hacer. Este recurso es muy utilizado y además, funciona de manera excepcional.

Grandes empresas como Amazon lo utilizan de manera habitual, y según sus últimos estudios se ha demostrado que los productos que tienen más opiniones son los que más confianza generan y los más vendidos.

Pide testimonios de tu trabajo sin temor. Si has ofrecido un buen servicio no tendrán inconveniente en comentar tu labor y eso te ayudará a que la gente conozca las buenas opiniones que existen sobre tu trabajo.

¿A quién te diriges con el portafolio?

Para crearlo debes saber también el público objetivo al que va dirigido. Si son responsables de recursos humanos, o diferentes clientes a los que vas a visitar.

Saber a quién te diriges te ayudará a crear un portafolio adecuado y acorde a los objetivos que tienes en mente.

Remarca tus casos de éxito

Si has conseguido desarrollar trabajos con éxito y que han supuesto una mejora para las empresas que han contratado tus servicios, incluye esos casos en el portafolio.

Una forma de hacerlo es poner el antes, la estrategia que seguiste y los resultados posteriores. De esa manera la gente verá con total claridad lo que puedes llegar a conseguir a través de estos ejemplos reales.

Tu contacto debe ser claro

Puede parecer una tontería, pero no sería la primera vez que alguien busca una forma de contactar con un profesional y no la encuentra. No cometas este error, tienes que poner diferentes formas de contacto, y además que sean claras y salten a la vista.

Puedes ponerlo en la portada, en el pie de cada página y en el apartado de contacto. No sabes en que momento puedes causar buena sensación y que esa persona decida llamarte por lo que es esencial dejar a la vista tu contacto en todo momento.

La importancia del diseño

Hablábamos de lo fundamental que es cuidar el lenguaje y aplicar ciertas técnicas de escritura que nos ayudarán a captar la atención del lector del portafolio, pero si además cuidas el diseño tendrás muchas más opciones de causar una sensación positiva y profesional.

Si tienes logotipo, puedes incluirlo. Cuida los colores, que no sean demasiado estridentes, ni cálidos, un término medio sería lo ideal para que no se queden absorbidos por el color y olviden el contenido.

Un diseño minimalista, claro y atractivo es el término medio ideal para causar buena sensación con un portafolio.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario